Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pedirá 120 millones a la UE para financiar las obras del Júcar-Vinalopó

La petición supone más de un tercio del coste de la obra, que comenzará a finales de 2006

El Gobierno aumentará hasta 120 millones de euros la petición de ayuda a la Unión Europea (UE) para financiar el trasvase del Júcar-Vinalopó. La subvención supone más de un tercio del coste de la obra (303 millones), según aseguró ayer en Alicante José María Marugán, consejero delegado de Aguas del Júcar. Superada la controversia por el cambio de trazado (toma en Cortes de Pallás, el primitivo; y en el azud de la Marquesa, el actual) el proyecto ha pasado el último trámite, la declaración de impacto ambiental, y las obras comenzarán a finales de este año.

El Gobierno pedirá a la Unión Europea (UE) una ayuda de 120 millones de euros para la financiación de las obras del trasvase Júcar-Vinalopó, según anunció ayer en Alicante el consejero delegado de Aguas del Júcar, José María Marugán. La cifra supone un incremento de 40 millones en relación con la previsión inicial del ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Marugán señaló que el coste total del proyecto será de 303 millones de pesetas, sin contar el IVA y que las obras comenzarán a finales de este año.

El dirigente de Aguas del Júcar se mostró convencido de que la Unión Europea accederá este aumento de las ayudas para cofinanciar el proyecto. "El proyecto ya ha pasado todos los trámites, una vez que el Ministerio de Medio Ambiente ha firmado la declaración de impacto ambiental", explicó Marugán.

En el apartado de impacto medioambiental, Marugán subrayó las ventajas de este trazado, con toma en el Azud de la Marquesa, frente al que promovía el Consell, con la toma en Cortes de Pallá. "La superioridad ambiental de este trazado es evidente", dijo. "El antiguo trazado atravesaba 47 kilómetros de parques y parajes protegidos, el nuevo sólo afecta a 2,7 kilómetros de entorno protegido", argumentó el directivo de Aguas del Júcar.

Marugán remarcó que la obtención de la declaración ambiental de esta actuación supone la superación del último obstáculo administrativo para la adjudicación de las obras del proyecto, que según indicó, se producirá a finales del mes de junio.

Tras la adjudicación del proyecto de obras, Marugán señaló que en otoño se iniciarán las expropiaciones del suelo para, posteriormente, iniciar los primeros trabajos sobre el terreno y poner en marcha esta infraestructura hidráulica, "que con toda seguridad comenzará a finales de 2006", puntualizó.

De esta forma, y según la previsión de Marugán, la conducción estará operativa a finales de 2008. "Y en 2009, llegarán los primeros 80 hectómetros cúbicos del trasvase Júcar a las comarcas alicantinas", concluyó el consejero delegado de Aguas del Júcar.

Modernización de riegos y vertidos

El consejero delegado de Aguas del Júcar, José María Marugán, reiteró ayer la exigencia del Gobierno al Consell de que "cumpla con sus compromisos" y lleve a cabo la modernización de los regadíos tradicionales de La Ribera del Júcar y la licitación de las obras del postrasvase. Según Marugán, para este último proyecto "aún no hay asignación presupuestaria, ni fechas de licitación y adjudicación".

Esta denuncia se une a la realizada días atrás desde la Confederación Hidrográfica del Júcar responsabilizando al Ayuntamiento de Alzira de vertidos al cauce del río.

La acusación del representante de Aguas del Júcar tuvo su réplica en la alcaldesa de capital de la Ribera Alta, Elena Bastidas, del PP. La primer edil de Alzira expresó su "indignación" y calificó de "persecución" la política del organismo hidrográfico hacia Alzira: "El Ayuntamiento de Alzira no se puede quedar como el único responsable de la situación del río, y no consentiremos ser la cabeza de turco, porque desde Sumacàrcer hasta Cullera hay más pueblos que vierten al río".

La alcaldesa de Alzira anunció medidas legales del Ayuntamiento contra la CHJ, "con el fin de defender la buena imagen de la localidad y sus vecinos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de mayo de 2006

Más información