Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente da vía libre al tren de alta velocidad Valencia-Castellón por la costa

El ministerio aprueba también la declaración de impacto del trasvase Júcar-Vinalopó

La línea férrea de alta velocidad entre Valencia y Castellón y el trasvase Júcar-Vinalopó han superado un nuevo obstáculo. El Ministerio de Medio Ambiente anunció ayer que se han autorizado ya las declaraciones de impacto ambiental del trayecto entre Valencia y Castellón por el trazado este y los cinco kilómetros de la entrada de la alta velocidad en la ciudad de Valencia, así como la nueva estación. Junto a ellos, también tiene el visto bueno el trasvase en su nuevo curso que toma el agua del Júcar en Cullera a la altura del Azud de la Marquesa.

El impacto del trasvase sobre espacios protegidos se reduce de 40 a 2,8 kilómetros

La firma de la declaración de impacto ambiental de la conexión de alta velocidad entre Valencia y Castellón permitirá la licitación de las obras una vez se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que sucederá en breve, como anunció ayer el secretario general para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, que acudió ayer a Valencia a la inauguración del nuevo Centro Meteorológico Territorial.

El trayecto cubre 55,3 kilómetros e incluye el acceso a la estación de Castellón, nuevas conexiones con los puertos de Sagunto y Castellón, el acceso en ancho europeo a la estación de mercancías de Vila-real y la variante en ancho ibérico. El Ministerio finalmente ha seleccionado el trazado este de los presentados ya que "el análisis hecho refleja que es el de menor impacto", un recorrido que "protege las zonas de valor ecológico y medioambiental afectadas" como la del Marjal de Almenara y la desembocadura del río Millars.

La declaración recibió 1.837 alegaciones, como indicó el secretario general, aunque "la mayor parte se refieren a cuestiones urbanísticas y no a la afección ambiental" ya que son de "propietarios de terrenos tradicionales agrícolas".

Gonzalo Aizpiri justificó el retraso en la elaboración del expediente en que el último informe que se necesitaba lo envió la Consejería de Territorio el 16 de febrero de 2005. En él se recomendaba estudiar más el impacto ambiental en el marjal. "Al parecer ese informe se había remitido en 2003 a la dirección general de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, pero este departamento no dio curso a Medio Ambiente". En 2005 la consejería volvió a enviar el informe y "esta vez sí fue remitido al ministerio; pero hablo de otra legislatura no puedo ser más preciso". La información adicional llegó al ministerio el 9 de febrero de este año. El secretario general destacó que su departamento ha tramitado "con toda celeridad" la declaración.

"En las declaraciones de impacto ambiental, la celeridad de la tramitación depende del promotor", comentó Gonzalo Aizpiri, quien indicó que de los 1.000 expedientes que se tramitan, en el 70% del tiempo de tramitación el proyecto está en manos del promotor de las obras.

Respecto a la declaración de impacto ambiental del acceso ferroviario de alta velocidad a Valencia, el secretario general del Ministerio indicó que la aprobación "se refiere sólo al tramo sur" y apuntó que se trata de un trazado muy complejo debido a que se trata de una zona con una "impresionante" presencia de patrimonio artístico y geológico, además de tratarse de una zona "muy poblada". Este trazado cuenta con cinco kilómetros "gran parte de ellos soterrados" e incluye la red arterial al sur de la estación del norte, la liberación del entramado actual para construir el Parque Central y una nueva estación, así como la remodelación de las instalaciones de la Fuente de San Luis con la creación de una estación técnica en ancho ibérico y otra en europeo.

La tercera declaración aprobada se refiere al nuevo trazado del trasvase Júcar-Vinalopó y responde a un "detalladísimo análisis ambiental para reducir al máximo afecciones en espacios protegidos o en el régimen hidrogeológico". Según explicó el secretario general, tras eliminar los dos túneles que atravesaban la Sierra de Requena y Serra Grossa, "el impacto en espacios protegidos se redujo de un total de 40 kilómetros en el primer proyecto a 2,8 en el definitivo que respalda la declaración".

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, aseguró ayer que se alegra del visto bueno dado a la DIA del acceso sur del AVE a la ciudad de Valencia.

El subdelegado del Gobierno, Juan María Calles, también se mostró satisfecho por el anuncio de la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental del AVE Valencia-Castellón.

Datos para la Copa del América

El Instituto Nacional de Meteorología (INM) inauguró ayer oficialmente la remodelada sede del Centro Meteorológico Territorial de Valencia. Los responsables del centro aprovecharon la ocasión para presentar las líneas de colaboración con la 32º edición de la Copa del América a través de los servicios de predicción meteorológica que se ofrecen "actualizados y especializados" que permiten a los equipos participantes "preparar las regatas del día" así como "investigar y practicar mejoras en sus embarcaciones" a partir del archivo de datos que se les ofrece, como informó Fernando Belda, responsable de este servicio del INM.

Belda indicó que los servicios ofrecidos por el Instituto Nacional de Meteorología (INM) se transmiten a través de un servidor al que se conectan las tripulaciones y que incluye desde imágenes por satélite hasta un servidor de predicciones en tiempo real. También se incluyen imágenes por radar, perfiles atmosféricos cada seis horas, modelos de previsión y "todo tipo de predicciones estandarizadas" que recoge desde temperaturas máximas y mínimas para prevenir las brisas marinas hasta predicciones más específicas que soliciten. Estos servicios están en funcionamiento desde el pasado 15 de noviembre y desde entonces se han recogido 253.000 descargas desde el servidor del INM.

En la presentación de las nuevas instalaciones, el secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, indicó que estos servicios suponen un "reto" para el INM. En esta línea explicó que el instituto se enfrenta actualmente a nuevos retos que "requieren de una mejora en la gestión nacional de la predicción meteorológica". Por ello, manifestó la voluntad del Gobierno central de convertir estas instalaciones en "una Agencia Estatal" ya que "cada vez hay más demanda, más complejas y con mayor oportunidad comercial".

Gonzalo Aizpiri comentó que esto no quiere decir que se vaya a cobrar por todos los servicios, ya que se seguirá prestando una función de servicio público al transmitir "información esencial" que "nunca se convertirá en un objeto de venta ni seguirá una política comercial" y de forma paralela se venderán "productos de interés comercial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 2006

Más información