Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición amenaza con dejar la comisión de la sequía

Los portavoces del PSPV y Esquerra Unida-L'Entesa en la comisión parlamentaria para el estudio de la sequía en la Comunidad Valenciana, José Antonio Godoy y Joan Ribó, amenazaron ayer con un abandono ante lo que consideraron "el rodillo del PP" a la hora de aprobar las comparecencias de expertos. Aunque los tres portavoces trataron de llegar a un acuerdo sobre los expertos que intervendrán en la comisión, finalmente no fue posible, por lo que el PP aprobó su lista íntegra, a la que solo añadió dos propuestas por los grupos de la oposición. Godoy y Ribó coincidieron en señalar que no les parecía democrático el procedimiento, ya que se aprobaba la intervención de 41 expertos propuestos por el PP y tan solo dos solicitados por la oposición. Los dos anunciaron que trasladarán a sus grupos lo sucedido, para evaluar la conveniencia de seguir presentes en la comisión, o bien abandonarla.

A juicio de Joaquín Soler, portavoz del PP, la oposición acudió a esta comisión a "plantear un debate que hoy [por ayer] no tocaba". Soler se mostró sorprendido, porque "todos los parlamentos funcionan por mayorías", y añadió: "En esta comisión no se ha coartado la libertad de ningún grupo, incluso hemos pedido la presencia de varios alcaldes socialistas, es evidente que la oposición quiere politizar el capítulo de comparecencias".

Por el contrario, Godoy mantuvo que "lo normal hubiese sido que cada grupo hubiese realizado sus propuestas y que no se vetase a nadie, salvo que se considere incompetente en la materia al experto sugerido". "De cualquier modo, no refleja el pluralismo de la Cámara el hecho de que el PP vaya a traer a 41 expertos propuestos por su grupo y que el PSPV solo a uno. Esto me lleva a pensar que es posible que incluso esté ya escrito el dictamen final", subrayó.

Ribó, apuntó la posibilidad de que su grupo se retire. "Si solo están dispuestos [los del PP] a escuchar su música, que la escuchen sus orejas", espetó. "En otras comisiones siempre se había llegado a acuerdo sobre las intervenciones de expertos, pero es evidente que no se quiere estudiar la sequía sino hacer propaganda, y para eso ya escuchamos la de la Fundación Agua y Progreso", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 2006