Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevos consejeros y reagrupación de áreas

La expulsión de los consejeros de Esquerra Republicana del Gobierno catalán supone dejar sin titular seis departamentos de la Generalitat y la marcha de un centenar de cargos eventuales y de confianza. Ayer, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y la cúpula del PSC trabajaban para minimizar los efectos de esta sangría de personal y evitar así la parálisis de la Administración catalana. La composición definitiva del Gobierno podría conocerse hoy y los nuevos consejeros tomarían posesión antes de la reunión del Consell Executiu del martes.

Los cambios que ayer barajaba el equipo presidencial se limitaban a dos nuevos consejeros, uno para Educación, que sumaría las competencias de Universidades, y otro para Bienestar y Familia. El propio Maragall se haría cargo de las funciones que tenía a su cargo el primer consejero, Josep Bargalló.

Además, se potenciará a Antoni Castells, consejero de Economía y Finanzas. Castells, el consejero más valorado entre el sector empresarial catalán, asumiría gran parte de las competencias del Departamento de Comercio, Consumo y Turismo, que deja el republicano Josep Huguet. Ayer, en el traspaso de poderes, Huguet regaló a Castells un ramo de claveles "para que no se frene la revolución y no venga la contrarrevolución", afirmó.

Por su parte, Jordi Valls, al frente de Trabajo e Industria, se hará cargo de las secretarías de Investigación y Telecomunicaciones, hasta ahora adscritas al Departamento de Universidades.

Francesc Colomer, actual director de Planificación Educativa, se perfila como nuevo consejero de Educación, pues conoce a fondo ese departamento, uno de los puntales de cualquier Administración. Maragall ofreció la dirección de Bienestar y Familia a la presidenta del Grupo Parlamentario del PSC, Manuela de Madre, pero ésta declinó la oferta. Otro de los nombres que se barajan es el del actual delegado de la Generalitat en Madrid, Santiago de Torres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de mayo de 2006