Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos empresarios relacionan a Zaplana con el cobro de comisiones en Terra Mítica

El portavoz del PP anuncia una querella y dice que el fiscal no tiene intención de abrir diligencias

Dos empresarios imputados en el caso Terra Mítica, en el que se investiga una trama de facturas falsas, relacionan a Eduardo Zaplana, portavoz del PP en el Congreso y ex presidente valenciano, con el supuesto cobro de comisiones ilegales en las obras del parque temático de Benidorm. Antonio Moreno Carpio y José Herrero García confesaron a un diputado socialista, que grabó las conversaciones, cómo se hincharon facturas para pagar comisiones de las que se habría beneficiado Zaplana. El portavoz popular anunció una querella y dijo que, tras hablar con el fiscal, "no se desprende ninguna diligencia".

Los dos empresarios, subcontratistas del parque, se pusieron en contacto con el diputado del PSPV-PSOE José Camarasa en diciembre de 2005 para informarle sobre una serie de prácticas "ilícitas" cometidas en la construcción del complejo, entre 1999 y 2001, cuando Zaplana era presidente de la Generalitat Valenciana y el director del parque era Miguel Navarro. Las prácticas consistirían en la manipulación de facturas para elevar los precios y pagar comisiones a quien repartía los contratos, el empresario Vicente Conesa. Así lo recogen las grabaciones que los socialistas han trasladado a la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia valenciano y que ayer hizo públicas la cadena SER. Tras saltar la noticia, desde La Moncloa se enviaron mensajes telefónicos alertando a determinados periodistas de esa información, lo que fue duramente criticado por Zaplana.

Los dos empresarios protagonistas de las grabaciones se hallan imputados, junto a Conesa, en el caso Terra Mítica, que investiga la justicia a instancias de la Agencia Tributaria, por una trama de facturas falsas en la que hasta 17 empresas habrían defraudado a Hacienda 4,4 millones de euros. Los dos empresarios aseguran en las cintas que disponen de documentación para avalar sus acusaciones, pero a cambio piden apoyo económico y algún tipo de inmunidad. Aluden a reintegros bancarios en España y el extranjero, a un talón pagado en Suiza y a pagos ejecutados en Andorra. Calculan un sobrecoste ilícito de 2.000 a 3.000 millones de pesetas en la jardinería del parque.

"Conesa decía que repartía"

"No se puede decir que he dado nada a Zaplana", advierten al explicar el modus operandi. Las comisiones se ingresaban a favor de Conesa, quien supuestamente las compartía con el portavoz popular en el Congreso. "El señor Conesa decía que se repartía la pasta con el señor Zaplana, no es que lo he oído yo, es lo que han oído los 16 que han ido a soltar...", recoge la grabación. En otro momento, Herrero ofrece su propio testimonio: "Vi como el señor Conesa se metía la bolsa en el maletero del boxster y dijo delante mía que el dinero se lo repartía con Zaplana, vamos, que eso lo digo yo en el juzgado". Los empresarios detallan cómo se hinchaban las facturas, multiplicando por cinco o seis veces su coste real. En las cintas se alude también al ex cuñado de Zaplana, Justo Valverde, jefe de contratación de Terra Mítica y supuesto beneficiario de 40 o 50 millones de pesetas para reformar una residencia en San Javier (Murcia).

Zaplana calificó en la tarde de ayer en Valencia de "bazofia" la denuncia y dijo: "Lo primero que he hecho ha sido llamar al fiscal jefe del TSJ, [Ricard Cabedo]. Le he pedido amparo y que practicara las diligencias pertinentes para salvaguardar mi honor. El fiscal me ha dicho que de esa denuncia no se desprende ninguna diligencia". El fiscal Cabedo reconoció que había conversado telefónicamente con Zaplana pero se negó a comentar nada. Fuentes del PP consideran que la denuncia se incluirá en el sumario que instruye el juzgado número tres de Valencia sobre la trama de facturas falsas.

El dirigente del PP anunció "las correspondientes actuaciones penales, el lunes a más tardar", contra los dos diputados [socialistas] que han presentado la denuncia y los empresarios que se refieren a él. Por último, añadió que pedirá la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para que explique por qué desde La Moncloa se enviaron los mensajes telefónicos. Zaplana se quejó de ello ante el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y trató de hablar con José Luis Rodríguez Zapatero. El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, telefoneó a Zaplana para disculparse por el "error técnico" que supuso el envío, a través del sistema de SMS que utiliza su departamento para comunicarse con los periodistas, de la noticia que estaba dando la SER.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de mayo de 2006