Los docentes de Huelva secundan una huelga como protesta por la violencia en las aulas

Los organizadores calculan que el 65% de los centros educativos siguió el paro

Los profesores de los centros educativos de Huelva y provincia estaban ayer convocados a una huelga en protesta por la violencia escolar. El paro afectó al 60% de los centros de Primaria y al 70% de los Institutos de Educación Secundaria, un 65% en global, según la Junta de Personal Docente, la plataforma que llamó a la movilización. La huelga vino acompañada de una manifestación de docentes ante las puertas de la Delegación de Educación bajo el lema Todos por la convivencia escolar. La protesta la avivó una reciente agresión a tres profesores.

La huelga se produce por la falta de convivencia, respeto y seguridad que, según los profesores, se respira en las aulas. Pero el hecho que ha hecho saltar a la comunidad escolar a las calles fue la agresión sufrida por tres docentes del IES Estuaria. "Unos menores se colaron en el centro de manera extremadamente violenta, rompiéndolo todo a golpes. A mí me lesionaron en las cervicales y me rompieron un dedo. Estuve un mes de baja", recordaba ayer Julio González, uno de los profesores golpeados, que se encontraba presente en la manifestación.

Tras este episodio, los profesores del centro convocaron una asamblea a la que acudieron 150 colegas del resto de colegios e institutos de Huelva y provincia. "Allí se planteó por primera vez la idea de realizar una huelga y de formalizar nuestras reivindicaciones", afirmó José Manuel Delgado, profesor del Estuaria y miembro de la Comisión de la asamblea encargada de elevar a la Junta de Personal Docente sus peticiones.

Delgado criticó ayer que la convocatoria al paro de la Junta de Personal de Huelga estaba "muy mal realizada". "No se ha llegado a todos los centros", señaló, y anunció que ya se está pensando en volver a reunir a la asamblea de profesores.

Juan Rafael Urreta, por su parte, señaló que, además del acto de protesta, se va a repartir por todos los centros de Huelva un borrador de reivindicaciones abierto a nuevas aportaciones de los profesionales. "Entre las primeras peticiones que hacemos es que se reduzca la ratio en todos los centros y no sólo en los conflictivos. Y que se dote de más recursos a la educación", señaló. "El objetivo", según apuntó, "es que se elabore un documento con propuestas que se pueda incluir en el decreto de convivencia que se está negociando en la mesa sectorial de Sevilla, que recoge cosas buenas, pero en el que echamos en falta otras reivindicaciones".

Cada profesor de los concentrados ante la Delegación de Educación tenía una historia que contar. "En mi instituto no habíamos tenido problemas de convivencia. Pero en los últimos años han ido aumentando los casos de indisciplina y falta de respeto", señala María Dolores Pérez, profesora en el IES Rafael Reyes de Cartaya. "Yo creo que un reflejo de un problema social, no sólo se vive dentro de los centros", añadió.

Juan Rafael Urreta, presidente de la Junta de Personal Docente, leyó ante los asistentes el manifiesto que pensaba entregar a Manuel Rodríguez, delegado de Educación. Éste no pudo recibir el texto al encontrarse ausente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS