Parcerisas retrata el desasosiego actual en 'Dos dies més de sud'

Francesc Parcerisas (Begues, Baix Llobregat, 1944) no concibió su nuevo poemario, titulado Dos dies més de sud (Quaderns Crema), como una obra unitaria. Sin embargo, la repetición de algunas imágenes aporta cierta trabazón a sus versos, tal como explicó ayer el mismo autor en la presentación de este libro, en el que ha reunido 50 poemas, varios de ellos ya publicados o leídos en recitales literarios. Entre otros elementos recurrentes, citó a modo de anécdota la presencia de dos animales: la rata, "que sobrevive a los hombres cuando hay un desastre", y la foca, "que causa sorpresa y puede ser signo de renacimiento".

Pero hay más junturas. "Muchas de estas imágenes son propias del paso del siglo XX al XXI, de la crisis de nuestra generación. Hay muchas preguntas sin respuesta que la poesía se puede hacer, porque es fuente de conocimiento", apuntó Parcerisas, y añadió: "Este libro habla del mundo contemporáneo, un mundo lleno de cambios violentos, desasosegante por su individualismo, que no sabe adónde va". No obstante, el poeta quiso esquivar el catastrofismo. "Dentro del pesimismo debe haber optimismo, y viceversa", señaló. Eso sí, existen situaciones que lamenta profundamente, como la, a su juicio, "pérdida" del catalán: "Creo que vivimos hoy los últimos momentos de una cultura y una lengua, la catalana".

Oratorios y Rilke

El poemario se divide en cuatro partes: Rimbaud a Harar, Els oratoris (la central y más extensa de todas), Platja de Portobello y Venus i Adonis. El título de la obra lo tomó Parcerisas de un poema de Rainer Maria Rilke en traducción de Joan Vinyoli, Dia de tardor, que sirve de prólogo a sus versos. El autor admira su tono de imprecación y la reflexión que contiene -ajena a toda nostalgia- sobre el ciclo inexorable de las estaciones. Así, en el tránsito natural del verano al otoño, Rainer Maria Rilke celebra la cercana plenitud de los frutos.

No es el único homenaje que contiene el volumen. La mención a Rimbaud abre, por ejemplo, una serie de poemas sobre "la utopía y el desencanto". Parcerisas dedica, además, una glosa al también poeta Ángel González, quien ya consagró un ejercicio literario similar a Claudio Rodríguez. "Creo en la tradición de nuestra cultura, que incluye desde Carles Riba a Gabriel Ferrater". A pesar de su afán laico, en Dos dies més de sud se multiplican las referencias a la mitología cristiana. "Aparecen motivos como el perdón, la culpa, las oraciones... Son elementos poéticos que, a la vez, deberían tener resonancias simbólicas en la imaginación de la gente. La mitología clásica queda muy lejos del lector actual". Si bien Parcerisas se felicita del legado cultural que hemos recibido, también opina que sobran las razones para la autocrítica: "Somos producto de la historia con sus campos de concentración incluidos. Somos Walter Benjamin y sus verdugos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de mayo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50