Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clubes fijan que el Sevilla-Barça se juegue el día 14

La Liga retrasa su final al 20 y pide a la justicia suiza la suspensión cautelar de la prohibición de la FIFA del concurso de los internacionales

Los clubes de Primera División dieron ayer un nuevo vuelco a las fechas de la última jornada de Liga y del aplazado Sevilla-Barça del 23 de abril. En una reunión de urgencia aprobaron que ese partido se dispute el 14 de este mes, fecha asignada en el calendario para la última jornada del campeonato, y que ésta se retrase al día 20 con la participación de los internacionales. Para ello la Liga Profesional demandará hoy a la justicia ordinaria suiza la suspensión cautelar de la circular de la FIFA que impide su concurso.

El acuerdo de los clubes de Primera División choca con el arreglo al que llegaron el viernes la FIFA y la Federación, y que asumió el presidente de los clubes, José Luis Astiazarán. En virtud de ese acuerdo la Liga acabaría en la fecha fijada y el encuentro entre sevillistas y azulgrana pasaría al 20, pero sin sus internacionales. La FIFA recomendó en diciembre pasado que las Ligas acabasen el 14 de mayo para que los internacionales dispusiesen de tiempo suficiente para preparar el Mundial que se inicia el 9 de junio.

La Federación, la Liga, el Sevilla y el Barça acordaron, en principio, que su partido aplazado a causa de una tromba de agua se jugase ayer y las tres últimas jornadas siguiente de Liga se trasladasen a los días 7, 14 y 20 de este mes. La FIFA no autorizó que la liga terminase después del día 14 y aceptó, como medida excepcional, que el Sevilla-Barça se disputase el día 20 pero sin internacionales.

Varios clubes de Primera División, encabezados por el Celta, mostraron su disconformidad con que el Sevilla-Barça se jugase después de acabar la Liga. Consideraban que el campeonato quedaba así adulterado al estimar que afectaría a la clasificación en sus puestos para disputar la próxima Liga de Campeones y la Copa de la UEFA.

En las dos votaciones secretas realizadas ayer -las fechas de los partidos y recurrir a la justicia suiza la circular de la FIFA- se produjo el mismo resultado. De los 19 clubes de Primera presentes y representados en su reunión de ayer, 15 votaron a favor de los acuerdos adoptados. Según varios asistentes a la cita el Barça, el Sevilla y el Villarreal y el Valencia, que habían delegado su voto en el presidente de la Liga, se opusieron.

Las decisiones adoptadas fueron aprobadas por "mayoría cualificada" de los clubes, por dos tercios como requiere el reglamento de la Liga al tratarse de un asunto del calendario, según el planteamiento que aportó el representante del Barça, el club que se significó por oponerse a los acuerdos adoptados al considerarse el más perjudicado por ellos. El equipo azulgrana disputará la final de la Liga de Campeones frente al Arsenal inglés tres días antes de la última jornada liguera.

"En todo momento", comentó tras la reunión Sabino López, director general del Celta, "lo que se ha pretendido por todos los medios es salvaguardar la pureza de la competición". La Liga comunicó ayer a la federación la postura de los clubes para que ésta, a su vez y siguiendo los cauces reglamentarios, la trasladase a la FIFA.

Al mismo tiempo la Liga se puso en contacto con Juan de Dios, un abogado especialista en derecho deportivo, para que preparase la demanda que, a través de un bufete de letrados suizos, la patronal de los clubes presentará hoy en Zúrich. La Liga va a pedir la suspensión cautelar de la circular de la FIFA, que obliga a las federaciones cuyas selecciones disputen el Mundial de Alemania a conceder a sus internacionales un periodo de descanso obligatorio entre el 15 y el 22 de mayo, como preparación del campeonato. El seleccionador español, Luis Aragonés, tiene previsto facilitar el día 15 la lista de elegidos para el Mundial y, una semana después, concentrar a los jugadores para preparar el torneo.

Si la Liga no logra la suspensión cautelar de la circular de la FIFA que impide la participación de los internacionales a partir del 15, los clubes de Primera División se reunirán de nuevo para estudiar la decisión a adoptar. "Lo que sí es definitivo", anunció el director general del Celta, "es que el partido Sevilla-Barça se jugará siempre antes de la última jornada de la Liga". En este sentido, fuentes de la Liga señalaron que si los clubes se ven forzados a jugar su último partido antes del día 15, el encuentro aplazado entre sevillistas y azulgrana cabe la posibilidad de que se dispute unos días antes.

Los clubes, ante las posibles represalias de la FIFA, que tiene prohibido recurrir sus letigios a la justicia ordinaria, acordaron que fuese la Liga de Fútbol Profesional, como entidad privada con derecho propio, la que presentase la demanda en los tribunales suizos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de mayo de 2006