Urbanismo sostiene que la reforma del paseo del Prado sólo afectará a 29 árboles

La Fundación Thyssen asegura que no ha alcanzado ningún acuerdo con el Ayuntamiento

Los árboles del paseo del Prado se han convertido en motivo de disputa entre el Ayuntamiento de Madrid y la baronesa Carmen Thyssen. Ayer, un grupo de técnicos encargados del proyecto de reforma del Salón del Prado explicó que sólo se verán afectados 29 árboles por la reforma del Prado, de los cuales 10 están podridos. Un portavoz del grupo de arquitectos aseguró que en cuatro años se han reunido seis veces con la Fundación Thyssen para consensuar el plan, y recordó que ésta no presentó alegaciones al mismo. La fundación rechazó que hubiera alcanzado algún acuerdo con el Consistorio.

Más información

La reforma del paseo del Prado se está convirtiendo en un problema para los planes municipales, ante la frontal oposición de la baronesa Thyssen. Un grupo de técnicos de Urbanismo encargados del proyecto compareció ayer en rueda de prensa para explicarlo. Los técnicos indicaron que el plan "sólo afectará a 29 árboles", 10 de los cuales están podridos. Los técnicos precisaron que la afección a los árboles no supone que vayan a ser talados, sino que algunos de los ejemplares serán desplazados hacia la mediana que separa los cinco carriles previstos en el plan.

Juan Miguel Hernández, portavoz del grupo de arquitectos que ganó el concurso de ideas para la reforma del eje Recoletos-Prado, liderado por el portugués Álvaro de Siza, calificó de "falacias" los argumentos de Carmen Thyssen para oponerse al plan. "Es una información falsa que se vayan a talar 700 árboles como dicen algunos ecologistas", manifestó Hernández. La baronesa Thyssen amenazó el pasado lunes con encadenarse a un árbol para evitar la tala. "Que se tranquilice y se informe bien", aconsejó el arquitecto.

Espacio paisajístico

Hernández indicó que también "es falso que se vaya a construir una autopista delante del museo". Y subrayó que el "objetivo es recuperar un espacio paisajístico". Por eso, insistió en que se mantendrá la mayoría de los árboles. Hernández añadió que el proyecto siempre ha sido público y recordó que el Ayuntamiento expuso el proyecto durante cuatro meses a información pública para recoger las propuestas de los ciudadanos. "Se recogieron más de 700 propuestas que fueron analizadas y contestadas".

Hernández subrayó que la Fundación Thyssen no presentó ninguna alegación durante el periodo de información pública. "Hemos mantenido negociaciones con el patronato de la Fundación Thyssen durante cuatro años", indicó el portavoz del grupo de arquitectos. Según Hernández, la propuesta de la baronesa es hacer un túnel para canalizar el tráfico entre la plaza de Cibeles y la de Neptuno, dejando un gran espacio peatonal en el paseo del Prado. "No estábamos dispuestos a hacer un túnel. Madrid ya tiene muchos", señaló.

La Fundación Thyssen emitió ayer un comunicado en el que informaba de que "no ha adoptado acuerdo alguno sobre el plan". Además, la fundación mantiene que "en 2003 se hizo público el proyecto de remodelación" y entonces formuló "las oportunas observaciones y sugerencias manifestando, entre otros extremos, su preocupación por el significativo incremento de tráfico delante del museo Thyssen, así como los aspectos medioambientales de su ejecución". La fundación hizo hincapié en el perjuicio sobre los plátanos centenarios ubicados en el parque situado frente al museo.

La nota añade que "el Ayuntamiento manifestó que no se talarían árboles o que, de hacerse, se haría con carácter excepcional".

El museo Thyssen-Bornemisza y la arboleda del paseo del Prado.
El museo Thyssen-Bornemisza y la arboleda del paseo del Prado.LUIS MAGÁN

El municipio, crítico con la baronesa

En la Concejalía de Urbanismo se respira un gran malestar por las declaraciones de Carmen Thyssen y sus críticas al proyecto de reforma del Salón del Prado, entre la glorieta de Cibeles y Atocha.

Fuentes de Urbanismo califican de muy injustas estas críticas después de que consideren que se ha dado un trato de favor a la baronesa durante el periodo de elaboración del proyecto. Desde Urbanismo aseguran que Carmen Thyssen ha tenido reuniones con los más altos responsables municipales para tratar el plan de reforma del eje Recoletos-Prado.

La concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, ha recibido en su despacho a Carmen Thyssen al menos en cinco ocasiones. Además, ambas recorrieron juntas el paseo del Prado, mientras discutían aspectos del proyecto. Martínez también se ha desplazado hasta el museo del Thyssen para tomar café con la baronesa y tratar de alcanzar un acuerdo.

Hasta el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha reunido con Carmen Thyssen para recoger las propuestas de ésta sobre el plan.

"Un grupo de miembros de la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza se reunió y aceptó el proyecto. Sin su consentimiento no se habría aprobado y expuesto en información pública", explica una fuente de Urbanismo. La intención de Carmen Thyssen es que el Ayuntamiento haga un túnel debajo del Salón del Prado para hacer un espacio peatonal entre el museo del Prado y Recoletos, explican las mismas fuentes.

Desde la concejalía se quejan de que la fundación ahora se queje cuando no presentó ninguna alegación durante los cuatro meses en que el proyecto estuvo en información pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50