Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 10.000 manifestantes defienden en Elda los puestos de trabajo del sector del calzado

Cándido Méndez encabezó la protesta contra la política industrial de la Generalitat

La comarca del Vinalopó salió ayer a la calle en defensa de sus puestos de trabajo. Los sindicatos UGT y CC OO calcularon que reunieron entre 12.000 y 15.000 personas, y la Policía cifró en unos 10.000 el número de asistentes. Fue la manifestación más multitudinaria que se recuerda en Elda, ya que las que se hicieron con motivo de la guerra de Irak convocaron a unas 8.000 personas. Los manifestantes criticaron la política industrial de la Generalitat y reclamaron más esfuerzo del gobierno central para defender los sectores tradicionales, como el textil y el calzado.

La marcha transcurrió bajo el lema Por la diversificación industrial y el calzado de calidad y sirvió también para que los trabajadores reivindicaran su dignidad y el empleo. Cándido Méndez, secretario general de UGT, encabezó junto con otros delegados sindicales. También hubo una presencia numerosa de cargos públicos, sobre todo del PSPV; como los alcaldes de Elda y Petrer. Sin embargo, los dirigentes y cargos públicos del PP en la comarca aunque dijeron que apoyaban a los trabajadores en sus reivindicaciones evitaron desfilar junto a ellos en la manifestación al entender que "se cargaban mucho las tintas" contra el Consell que preside Francisco Camps, del PP.

Los alcaldes y dirigentes socialistas del PSPV de la comarca acudieron en bloque y difundieron un comunicado previo, encabezado por Diego Maciá, alcalde de Elche, en el que criticaron con dureza la política industrial de la Generalitat y denunciaron la falta de políticas activas de empleo para estas comarcas deprimidas. En los últimos cinco años se han perdido 7.000 puestos trabajo, un dato que contrasta, según indicaron desde CC OO, con el aumento en el número de empresas. "Esto se debe a que muchas empresas son sólo comercializadoras que casi no tienen trabajadores, y otras deslocalizan su producción en países con mano de obra barata" dijo José Torregrosa, de CC OO. El secretario de UGT en Elda, Vicente Prieto afirmó que es "de juzgado de guardia" las ayudas del Consell a la deslocalización industrial y recordó que el Vinalopó es la comarca "más castigada por la crisis de los sectores tradicionales". La manifestación transcurrió en un ambiente lúdico.

El calzado, como el resto del sector manufacturero, atraviesa momentos muy duros en toda Europa, debido, en gran medida, a la desfavorable coyuntura internacional, ya que tanto Estados Unidos, como Alemania y Francia, que figuran entre sus principales mercados, atraviesan profundas crisis económicas. A esta situación hay que añadir la masiva importación de productos del sudeste asiático, especialmente de China, que compiten en el mercado internacional con los productos fabricados en España.

La crisis del sector calzado afecta en especial a la provincia de Alicante que concentra el 65% de la producción del calzado en España. En total, según los datos sindicales, en España hay 2.580 empresas de calzado y 40.800 trabajadores, de los cuales, 27.000 trabajan en empresas valencianas.

Por otra parte, los sindicatos UGT y CC OO presentaron ayer los actos previstos para el Primero de Mayo, que se hacen eco del proceso de paz en el País Vasco y la precariedad laboral. El lema será: "Por la paz. Empleo estable en igualdad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 2006