Reportaje:NISSAN NOTE 1.6 16V. TEKNA | PRUEBA

Un familiar con muchos detalles prácticos

Tamaño compacto para aparcar bien y un interior ingenioso que facilita la vida a bordo en el uso familiar. El Note parece un monovolumen más de los que han llegado en los últimos años, pero ofrece detalles originales y tiene un tamaño intermedio que le permite competir en varios frentes a la vez. Aporta también una mecánica moderna, un buen equipo de seguridad -hasta seis airbags y ESP de serie- y precios correctos (desde 13.200 euros). Un familiar completo que puede cumplir como primer o segundo coche de la casa.

El hermano mayor del Modus

Más información
Fácil de utilizar

Una de las claves del Note está en su longitud -4,08 metros-, que le sitúa entre los monovolúmenes pequeños de cuatro metros (Renault Modus, Opel Meriva...) y los de tamaño medio y 4,50 metros (Scénic, Picasso...). Sin embargo, tiene un interior más amplio que los primeros y casi como el de los últimos, lo que le permite cumplir como coche único y competir con todos. Mantiene la arquitectura monovolumen, aunque es más bajo de lo habitual, lo que reduce las inercias y aporta una conducción más cercana a la de los turismos. En realidad, el Note es el hermano mayor del Modus, una versión 29 centímetros más larga con la misma base mecánica.

Interior imaginativo

El diseño exterior es peculiar y prima la funcionalidad con unas formas muy cuadradas que buscan aprovechar al máximo el interior. Destaca el frontal, algo aparatoso y con unos faros de tamaño exagerado situados casi en horizontal sobre las aletas delanteras. En cambio, el capó delantero está muy bien integrado con la parrilla y el parachoques, y crea un perfil afilado que se refleja en la aerodinámica (CX: 0,33). La vista lateral no sorprende y el tercer cristal es idéntico al del Scénic. Y la unión del techo con el portón trasero define un ángulo muy marcado que amplía el espacio de carga.

A pesar de su diseño cuadrado, el Note no tiene una línea pesada ni parece un monovolumen. La sensación se repite cuando se accede al interior y se conduce, aunque ofrece un espacio correcto en todas las plazas y es muy cómodo en el uso diario. Delante tiene unos asientos grandes que sujetan bien, pero el volante sólo se regula en altura y no destaca por la anchura ni la longitud disponible. En cambio, las plazas traseras resultan desahogadas en la zona de las piernas, permiten viajar en una posición cómoda y sobre todo se regulan en longitud para variar fácilmente el reparto del espacio entre carga y pasajeros.

La funcionalidad se completa con una buena dotación de accesorios prácticos, tanto por cantidad como por originalidad. Hay algunos innovadores, como la repisa abierta situada en el frente de la guantera, que sirve para dejar agendas..., las bandejas plegables y las bolsas dobles integradas detrás de los respaldos delanteros, el doble fondo del maletero... Por lo demás, el diseño interior es moderno, está bien acabado y tiene adornos cuidados que realzan el aspecto del conjunto. No destaca por el confort de sus suspensiones ni por su baja sonoridad, aunque tampoco desentona y permite viajar sin penalizar el confort.

Cuatro motores y tres acabados

La gama Note tiene cinco años de garantía sin límite de kilómetros y cuenta con cuatro motores: 1.4 y 1.6 (88 y 110 CV) en gasolina, y 1.5 dCi (68 y 86 CV) en turbodiésel. Hay tres acabados; el más básico, Visia, incluye doble airbag, ABS, radio-CD, asiento trasero regulable en longitud, elevalunas eléctricos... El Acenta tiene cuatro airbags, aire acondicionado, sensores de lluvia y de faros, elevalunas traseros, ordenador de viaje... Y el Tekna lleva seis airbags, ESP, climatizador y llave inteligente de serie.

Conclusión

El Nissan Note es un familiar muy práctico. Tiene un interior amplio, atractivo y flexible, una calidad mecánica correcta y un comportamiento dinámico seguro. Además incluye un buen equipo de seguridad y cumple como coche único sin exigir un gasto elevado.

El diseño del Note busca la funcionalidad con unos ángulos muy cuadrados que permtien aprovechar mejor el espacio interior. El frontal es aerodinámico e integra bien la parrilla y el capó con el parachoques.
El diseño del Note busca la funcionalidad con unos ángulos muy cuadrados que permtien aprovechar mejor el espacio interior. El frontal es aerodinámico e integra bien la parrilla y el capó con el parachoques.ENRIQUE BROOKING

FRENTE A SUS RIVALES

MEJOR EQUIPADO

El acabado Tekna del Note incluye un equipo de serie superior al de otros modelos similares (seis airbags, ESP, climatizador, acceso sin llave), pero es también un poco más caro. Cuesta 900 euros más que el Modus equivalente, que viene también muy completo (seis airbags, climatizador, sensores de lluvia y faros...). Sin embargo, el Renault es más pequeño por dentro y el ESP se paga aparte (610 euros), lo que equilibra la diferencia. El Matrix y el Fusión son también 650 y 400 euros más baratos, respectivamente, pero sólo tienen dos airbags. Además, el Hyundai no puede incluir el ESP y en el Ford se vende en un paquete (570 euros) junto con los airbags laterales. El único más caro es el Opel Meriva en el acabado Cosmo, que cuesta 440 euros más. Tiene cuatro airbags y hay que sumar el ESP, que es opcional (420 euros).

SOLUCIONES ORIGINALES

Aunque el Note es un monovolumen sencillo y funcional, tiene un diseño interior moderno y detalles cuidados, como la instrumentación en fondo blanco, un buen volante y el sistema de apertura sin llave, de serie en el acabado Tekna. Destaca la consola central, que incluye una guantera cerrada en la parte superior y los mandos repartidos en dos alturas: arriba, el equipo de música, y abajo, la climatización. El Note aporta muchos detalles prácticos que refuerzan sus virtudes familiares. Así, las plazas traseras se regulan en longitud para ampliar el maletero y se pliegan dejando el piso plano para facilitar la carga. Además tiene buenos huecos para objetos, como la guantera, muy grande y con una repisa exterior integrada en la tapa que sirve para dejar revistas, un cofre debajo de la banqueta del copiloto, o los respaldos delanteros, que llevan detrás dos mesitas plegables y dos bolsas dobles debajo, cada una con una bandeja interior y otra exterior con cremallera. La dotación se completa con posavasos y repisas junto al freno de mano... El maletero es correcto, de 280 a 437 litros según la posición del asiento trasero, y el espacio se reparte en dos alturas, cada una con su bandeja. La zaga cuadrada realza la solidez de la línea, pero tiene un diseño impersonal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS