Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secretario general de la ONU defiende la diversidad como un "don"

Kofi Annan aboga por el diálogo constante al recoger un premio en la capital andaluza

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, apostó ayer en Sevilla por dejar atrás los "prejuicios colectivos" y promover un "diálogo constante basado en la premisa de que la diversidad, tanto en el pensamiento como en las creencias y en la acción, es un don preciado, no una amenaza". Annan recogió en la capital hispalense el primer premio de la fundación Sevilla Nodo entre Culturas y se entrevistó con el presidente de la Junta, Manuel Chaves.

Annan indicó que esta época "supuestamente ilustrada se enfrenta a un aumento creciente del extremismo y la intolerancia" y advirtió de que "existe el riesgo de que el diálogo esencial entre musulmanes, judíos y cristianos quede reducido a un airado intercambio entre sus polos opuestos".

"Así puede ocurrir si los moderados de cada una de las partes permiten a los extremistas hablar en su nombre y dan por sentado que los extremistas de la otra parte representan a toda su comunidad", agregó el secretario general de la ONU, Nobel de la Paz en 2001, quien proclamó: "Debemos educarnos a nosotros mismos y a nuestras sociedades para superar los estereotipos que caracterizan al otro y evitar clasificaciones simplistas que exacerban los malentendidos e impiden resolver los auténticos problemas".

Este deseo, según dijo, es compartido por los líderes internacionales, que en la Cumbre Mundial de 2005 reconocieron la importancia de que en todo el mundo "se respetara y comprendiera la diversidad religiosa y cultural" y especialmente por España, que con la Alianza de Civilizaciones "ha asumido el liderazgo en esta empresa".

A su juicio, la "oportuna" iniciativa promovida por España y Turquía "responde a la necesidad de que la comunidad internacional haga serios esfuerzos, tanto a nivel de las instituciones como de la sociedad civil, para superar los prejuicios, los conceptos erróneos y las polarizaciones que pueden poner en peligro la paz mundial".

Annan se refirió a que la capital hispalense, que le ha concedido este premio, es una "ciudad imbuida de las tradiciones orientales y occidentales" y que, al igual que las Naciones Unidas, Sevilla "es, como sugiere el nombre de su fundación, un nodo que conecta el Oriente con el Occidente, y el Norte con el Sur".

Annan recibió de manos del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), una escultura que representa una paloma de la paz en bronce, tallada por el artista marroquí afincado en Sevilla Ben Yessef, y anunció que la cuantía económica del premio (30.000 euros) la destinará a un proyecto del Fondo de Población de Naciones Unidas que tiene como objetivo combatir la violencia sexual contra las mujeres y los niños en la República Democrática del Congo.

El séptimo secretario general de la ONU llegó al Ayuntamiento junto a su esposa, Nane, y acompañado por el presidente andaluz, Manuel Chaves, con quien se entrevistó previamente y quien destacó la "sintonía" con su labor al frente de la ONU. Chaves recordó que Andalucía ha conocido periodos tanto de "fecunda convivencia intercultural" como de "oscurantismo y persecuciones religiosas".

El presidente andaluz, que se detuvo en los paralelismos entre la Carta de Naciones Unidas y la Constitución Española, consideró que "el pasado puede jugar hoy a favor del futuro" y, en esta línea, apuntó que la comunidad andaluza es un "activo" capaz de "propiciar el diálogo y el entendimiento".

El alcalde de Sevilla, por su parte, consideró que la ONU "debe mirar a las ciudades como auténticas aliadas en el papel de extender el bienestar y los derechos humanos", y valoró el papel de la ONU en sus 60 años de historia, ya que sin ella "no hubiera sido posible navegar a través de las peligrosas aguas de la Guerra Fría".

La capital hispalense, además, según su alcalde, pretende ser "nexo entre culturas" y ofrecerse al mundo para el "diálogo de civilizaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de abril de 2006