Cartas al director
i

Precisiones

La aproximación de Born-Oppenheimer (ABO), propuesta por ambos autores en su clásico trabajo de 1927 Sobre la teoría cuántica de las moléculas, juega un papel central en el estudio teórico de los sistemas moleculares. El problema del movimiento de los núcleos y electrones se resuelve considerando que, en virtud de la diferencia de masas y la similitud de las fuerzas de interacción que experimentan ambos tipos de partículas, sus movimientos se pueden tratar separadamente (los electrones, al ser mucho más veloces que los núcleos, son capaces de adaptarse instantáneamente al movimiento de éstos). En el artículo de M. Saavedra del 5 de abril Comprobación de unas ecuaciones de 1927 se da a entender que la ABO ha sido comprobada por primera vez en un reciente artículo teórico-experimental publicado en Science. Sin embargo, el grado de validez de la ABO es bien conocida desde hace mucho tiempo (al menos, desde los primeros estudios teóricos de elevado nivel realizados sobre moléculas sencillas en la década de los sesenta del pasado siglo) y depende no sólo del sistema objeto de estudio, sino también de las condiciones (por ejemplo, energía) en las que éste se encuentra, constituyendo esta temática un activo campo de investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50