Necrológica:EN MEMORIA DE MARÍA ISABEL LORINGPerfil
i

El compromiso con una universidad democrática

María Isabel Loring falleció el día 5 de abril tras una dura enfermedad que ha sabido llevar con ánimo, fuerza y buen humor, rodeada del cariño de su familia y de tantas amigas y amigos que la han querido y admirado.

Hace unos días, hablando con Marisa, como la llamábamos sus amigos, intentaba recordar desde cuando la conocía. Ella me dijo que desde 1974. Entonces fue cuando comenzó su carrera universitaria como profesora ayudante vinculada al profesor de Historia Medieval Abilio Barbero, a cuyas clases había asistido en sus estudios universitarios, quien dirigió su tesis doctoral, titulada Cantabria en la Alta Edad Media: Organización eclesiástica y relaciones sociales, defendida en la Universidad Complutense de Madrid en 1987, trabajo de referencia en el Altomedievalismo.

Marisa siguió el curso académico habitual de cualquier profesor y fue ascendiendo los escalones diversos del profesorado. Sin duda, mucho más despacio de lo que sus méritos científicos se merecían. En parte, por su gran dedicación al alumnado y a sus clases; así como por su compromiso político y social durante la dictadura por la causa de la libertad y de una universidad democrática.

Fue fundadora de Comisiones Obreras en la Complutense, destacando su participación en los movimientos del profesorado. La Universidad y, sobre todo, su Facultad tienen una gran deuda con Marisa pues la actual situación, en buena medida se debe a personas como ella, que sacrificaron muchas cosas por la mejora de la Universidad como espacio de conocimiento científico y humano.

Quiero también recordar su gran entrega y dedicación a quien fue su marido, Abilio Barbero, con quien pronto empezó a colaborar en investigaciones. La importante obra de Barbero sobre la Historia de la Alta Edad Media fue seguida por Marisa y una serie de alumnos y discípulos que han continuado el importante camino abierto por Abilio Barbero y secundado por Marisa Loring.

En la Facultad, el alumnado que siguió sus clases en los últimos cursos ha recibido con profundo dolor y emoción la noticia de su muerte. Sus compañeros y amigos, no acabamos de aceptar su pérdida. Esperamos que en cualquier momento vuelva a reconvenirnos como hacía con tanto cariño. Acaba de haber elecciones a la Junta de Facultad y fue una vez más electa. Va a ser muy triste empezar una nueva junta sin su presencia. Su dedicación, ejemplo y trabajo harán que su recuerdo permanezca vivo.

Cristina Segura Graiño, profesora de Historia Medieval y Vicedecana de Investigación y Postgrado, en nombre del Decanato y de la Facultad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50