Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Cursillo de redacción

El pasado 26 de febrero hice un viaje en el Talgo, que salió de Madrid a las dos de la tarde y tras una serie de detenciones, llegó a su destino a las doce de la noche, con cuatro horas de retraso. No recibí información alguna por parte del personal de Renfe acerca de las causas del retraso, ni de la posible hora de llegada. Cuando fui a preguntar si procedía alguna devolución; se me contestó que no, porque las causas de la demora no eran imputables a Renfe.

Tras manifestar por escrito mi desacuerdo, recibí la siguiente respuesta, que transcribo literalmente: "... confiamos comprenda que esta situación supone un caso de fuerza mayor, ya que debido a las condiciones atmosféricas adversas por fuertes nevadas en Madrid y gran parte del Norte de la península, sufre avería la locomotora de tren 203 circulando fusionado a este tren hasta Medina del Campo, posteriormente la demora fue debida a condiciones atmosféricas. Es importante destacar, que en caso de fuerza mayor Grandes Líneas Renfe, no contempla en sus condiciones comerciales al abono de indemnizaciones por los retrasos provocados".

Me rindo ante este hermético y tautológico prodigio de prosa administrativa. ¿Ese enigmático "circulando fusionado" significa, quizá, que con el frío se pegaron los vagones? Lo que sí me quedó claro es que el personal del Centro de Atención Posventa necesita urgentemente un cursillo de redacción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de abril de 2006