Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batasuna convoca un acto político el domingo en el Kursaal de San Sebastián

La ilegalizada Batasuna se presentará oficialmente el domingo como alternativa política independentista y de izquierdas dentro del panorama político vasco en un acto que se celebrará en el Kursaal de San Sebastián, según anunció ayer su dirigente Pernando Barrena. La presentación en el palacio de congresos donostiarra servirá también para dar a conocer la identidad de los miembros de la nueva mesa nacional, el órgano ejecutivo de esta formación.

Ésta no pudo ser presentada públicamente en el congreso que Batasuna pretendió celebrar en el centro ferial de Barakaldo (BEC), y fue prohibido por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, que suspendió dos años más su actividad.

La formación abertzale, que desde su ilegalización en 2003 ha tratado en todo momento de sacar la cabeza y tener presencia pública, vuelve a desafiar la legalidad con esta convocatoria de un acto público que tiene prohibido al no existir jurídicamente por estar ilegalizada y disuelta. Esta situación la actualizó precisamente en enero Grande-Marlaska a raíz del episodio del BEC, con el que Batasuna trataba de dar la imagen de ser un partido tolerado. Pero tras la declaración de alto el fuego permanente de ETA, la formación independentista vuelve a intentar probar si se le permite tener una presencia normalizada.

Pagarán las fianzas

El domingo estará en San Sebastián la mesa nacional al completo, ya que durante esta semana Batasuna tiene previsto pagar los 650.000 euros de fianza impuesta para la excarcelación de Arnaldo Otegi, Juan José Petrikorena -ambos de la mesa nacional- y Juan María Olano. Según Barrena, la formación está ultimando gestiones ante entidades bancarias, además de recaudar una importante cantidad de dinero en la manifestación del pasado sábado en Bilbao.

Barrena dijo desconocer si ya está alquilado el palacio de congresos donostiarra y a nombre de quién se iba a realizar este trámite. Y restó importancia a la obligación de contar con un permiso para el acto, porque Batasuna "tiene que tener derecho a ejercer su actividad política como un partido más". De lo contrario sería "una fiscalización de las ideas y una persecución política".

El dirigente abertzale replicó al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien dijo que para ser legalizada, Batasuna debería cambiar de nombre, afirmando que los socialistas "no pueden soportar tener como interlocutor a un partido con unas siglas que ellos ilegalizaron". Negó que esté previsto el cambio de las siglas de la formación, y aseguró que la solución la tienen fácil con la derogación de la Ley de Partidos. El parlamentario popular Carlos Urquijo exigió al consejero del Interior, Javier Balza, que impida la celebración de este acto, así como de cuantos convoque la formación ilegalizada. "Esperamos que la Justicia siga funcionando y se tome la misma decisión que en enero", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2006