Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El informe de la Sindicatura de Greuges

Disponibilidad y descortesía

Bernardo del Rosal, que el domingo 9 de abril acaba su mandato de cinco años como Síndic de Greuges, volverá a su cátedra en la Universidad de Alicante porque, a pesar de haber reiterado su "disponibilidad" para continuar en el cargo, "nadie" le ha ofrecido seguir. El Síndic consideró "una pequeña descortesía" que el PP lanzara hace ya varias semanas el nombre de la persona que propondrá para sustituirle: el senador Miguel Barceló. "Déjenme que termine antes de enterrarme", afirmó Del Rosal, que será sustituido interinamente por la adjunta primera, Emilia Caballero, nombrada a propuesta del PSPV y que ya estuvo un tiempo al frente de la institución antes de la elección de Del Rosal.

En su despedida, y aunque dirigentes del Consell y del PP han mostrado en diversas ocasiones su incomodidad por algunas de sus resoluciones y recomendaciones, Del Rosal aseguró que en estos cinco años no ha recibido presiones: "No las he recibido, o no las he sentido nunca como tales; he hecho en todo momento lo que pensaba que tenía que hacer".

Al preguntarle si su relevo puede estar relacionado con sus últimos informes, indicó que si "fuera verdad" que haber sido "crítico" le "cuesta" el cargo, "mal mensaje se le está mandando al siguiente Síndic". Del Rosal defendió la reforma de la ley, para plantear "un mandato más largo, de seis o siete años, pero no reelegible", ya que así "quien ostenta el cargo tiene la tranquilidad de que puede hacer lo que quiera porque no depende su futuro de él".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2006