Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La interminable lista de espera diagnóstica

Sanidad impone un 'apagón informativo' sobre las listas

El Gobierno regional se niega a hacer públicos los datos que la normativa le obliga a remitir al ministerio

Mientras presume de haber reducido la lista de espera quirúrgica, el Gobierno regional ha impuesto un apagón informativo sobre el estado real de las esperas diagnósticas. Tiene los datos, porque una norma estatal le obliga a elaborarlos y remitírselos al Ministerio de Sanidad, pero no los quiere hacer públicos.

Alega que los datos que tiene son "incompletos, parciales, no comparables y, sobre todo, que no ofrecen una imagen real de las listas de espera diagnósticas en la sanidad pública", según un portavoz de la Consejería de Sanidad. Éste admite, sin embargo, que "es cierto que debe mejorarse la gestión de la espera diagnóstica para reducir las esperas que sufren los pacientes" y anuncia que "antes del verano" será presentado un nuevo sistema informático único para toda la región que permitirá "disponer de información real, al igual que se ha hecho con la lista de espera quirúrgica".

Sanidad, sin embargo, no siempre ha escondido sus datos. Hace casi un año y medio, el 23 de noviembre de 2004, Jorge Tapia, entonces director del Imsalud (hoy Sermas), acudió a la Asamblea de Madrid para informar a los diputados del estado de las listas de espera. La sesión terminó en bronca. El PSOE le acusó de "mentir en sede parlamentaria" porque otros datos en poder de los socialistas, también oficiales, mostraban un panorama mucho peor de la sanidad pública que el presentado por Tapia.

Aquel día, que supuso el fin de la información oficial sobre la espera diagnóstica en Madrid, puso de manifiesto las dificultades que los propios responsables de Sanidad tienen para disponer de información fidedigna sobre el estado de las listas de espera para pruebas diagnósticas.

El sistema existente, un corte hecho en un momento determinado sobre todas las personas que están esperando y cuánto tiempo llevan en la lista, también es considerado como "no muy exacto y mejorable" por el diputado socialista en la Asamblea Eduardo Sánchez Gatell.

"Pero esto no significa que sea inútil de ninguna forma. Es el sistema de información que utiliza el Ministerio de Sanidad y da una idea bastante aproximada de cuál es la situación de las listas y, sobre todo, su tendencia". Esta tendencia, ver si aumenta o disminuye la espera, "es lo que ahora es imposible estudiar, porque Sanidad se ha empeñado en ocultar los datos, lo que hace imposible comparar la situación actual, de la que no tenemos datos, con la anterior, que también desconocemos".

Sanidad, por su parte, considera que el PSOE "exige en Madrid una cosa que no ofrece en otras comunidades". "Madrid es la comunidad que más transparente está siendo en informar sobre la situación de las listas de espera, sin ninguna duda", insiste este portavoz. Sanidad se remite al nuevo sistema centralizado que presentará en los próximos meses, con el que quiere extender a las pruebas diagnósticas el modelo aplicado en las quirúrgicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 2006