Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adegi rechaza aumentar los costes laborales y reducir más la jornada

La patronal dice que el acuerdo "será difícil" en caso contrario

La patronal guipuzcoana, Adegi, ha puesto techo a las negociaciones colectivas. No está dispuesta a "profundizar" en la reducción de jornada y sólo aceptará un "crecimiento moderado" de los costes laborales que no ponga en peligro la competitividad de las empresas, "el empleo y el futuro crecimiento de salarios". Si los sindicatos insisten en ir por esa vía, advierte, será "muy difícil" llegar a acuerdos.

El secretario general de Adegi, José María Ruiz Urchegui y su adjunto, Arturo García, expresaron ayer la preocupación de la patronal por la situación que atraviesa la industria. "No porque esté en crisis, que no lo está", según afirmó el primero, sino porque si bien las cifras macroeconómicas de Euskadi son buenas -en Guipúzcoa el PIB aumentó un 3,6%-, existen otros indicadores no tan halagüeños. "En los últimos dos años hemos perdido 6.000 empleos" en este territorio, señaló.

Los empresarios achacan esta situación, entre otras cosas, a la reducción del horario y al incremento de los costes laborales. Guipúzcoa, aseguraron, ostenta la menor jornada de toda España en el sector industrial. Su convenio del metal, por ejemplo, establece 1.697 horas anuales frente a las 1.756 de Madrid, y está sólo por debajo de los de cuatro países europeos, que llevan "destruyendo empleo de manera sistemática en los últimos cinco años": Italia, Dinamarca, Francia y Alemania. Estos dos últimos "están de vuelta de las 35 horas semanales", apuntó Urchegui. "No hay relación entre la reducción horaria y el incremento de puestos de trabajo. Así que no vamos a profundizar en ella, salvo en algún caso en el que haya que hacer algún ajuste", agregó.

Tampoco se muestra dispuesta la patronal a soportar un incremento en los costes por hora trabajada, que se sitúa al nivel de la Europa de los 25 y son, además, los más altos de España (21,4 euros frente a los 17,2 de la media estatal) y los que más rápido crecen en los dos ámbitos. "Hay que acompasar los costes laborales y la productividad, porque estamos perdiendo competitividad. Si no reaccionamos rápidamente, habrá pérdidas de empleo para restablecer los equilibrios", dijo Urchegui.

La patronal llamó ayer a agentes sociales y a instituciones a abordar "esta delicada coyuntura de una manera sensata". Pidió que se fomente la innovación, que se controle la inflación para reducir el diferencial con la UE, pero, sobre todo, que se acabe con las reducciones de jornada y se moderen los costes. Si en las negociaciones colectivas se mantienen estas dos reivindicaciones "será difícil llegar a acuerdos", apuntó García. Hoy por hoy, sólo cuatro de los 23 convenios sectoriales de Guipúzcoa están en vigor (Metal, Construcción, Artes Gráficas y Residencias de la Tercera Edad) y hay una única mesa de negociación abierta, la del Papel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de abril de 2006