Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva norma de edificación ahorrará un 21% de calefacción en los pisos

El Código Técnico de la Edificación (CTE) permitirá ahorrar un 21% de calefacción en los nuevos pisos y un 37% en las viviendas unifamiliares gracias al mejor aislamiento térmico y otras medidas de ahorro energético, según los cálculos del Ministerio de Vivienda, en cuya web puede consultarse ya el texto definitivo. La reducción del gasto tanto para calentar como para refrigerar los edificios llevará a una disminución del consumo de energía del 8% sobre el parque total de viviendas en 2012, si se cumplen las normas que establece el CTE.

Para ello se establece la obligación de que entre el 30% y el 70% del agua caliente (a 60 grados), que se prevé precise diariamente cada edificio, se obtenga de paneles solares. Esos porcentajes aumentan en función de la necesidad prevista y de la zona geográfica.

Se establecen cinco áreas para las que se marcan los porcentajes mínimos de contribución de la energía solar, de modo directamente proporcional a la necesidad de agua caliente. Por ejemplo, en la zona I las casas con una demanda de 50 a 5.000 litros diarios deberán tener un mínimo del 30%, que alcanza el 52% si precisa más de 20.000 litros al día (un hotel de cuatro estrellas con más de 285 clientes, a 70 litros por persona).

También se determina el grosor de los aislamientos (entre siete y 10 centímetros para las cubiertas, por ejemplo) en función de la zona geográfica, si bien a estos efectos la delimitación es distinta.

Sobre el impacto de la aplicación del CTE en el precio de la vivienda (en torno al 1%), la ministra María Antonia Trujillo recordó ayer que argüir la nueva normativa para decir que las casas son más caras "no es verdad" hasta que entre en vigor plenamente dentro de un año (si bien la moratoria es de seis meses para las medidas de ahorro energético).

Además, rechazó la petición de la Asociación de Promotores Constructores de elevar el precio de referencia de la vivienda protegida porque ya en julio pasado se estableció la obligación de instalar paneles solares en ellas. Los promotores argumentan que ésta es la exigencia del CTE que más influirá en los costes, junto a los mejores aislamientos térmicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de marzo de 2006