Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emilio Manzano será el nuevo director del Institut Ramon Llull

El periodista dejará el programa de BTV 'Saló de lectura'

El periodista Emilio Manzano (Palma de Mallorca, 1964) será el nuevo director del Institut Ramon Llull. La consejera de Cultura, Caterina Mieras, propondrá su nombramiento en el consejo de dirección de la entidad que se celebrará la próxima semana, si bien ayer el periodista, que dirige el programa Saló de lectura en BTV, se reunió ya con el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, acompañado de la consejera.

El nombramiento de Manzano no será efectivo hasta que lo apruebe el patronato del instituto, que se reunirá una vez que la propuesta de la consejera Mieras haya sido aprobada la próxima semana por el consejo de dirección.

Manzano sustituye en el cargo al editor Xavier Folch, que dimitió el pasado 20 de febrero tras una polémica etapa marcada por sus desavenencias con la consejera, cuyo control sobre su gestión en el instituto acabó por forzar su renuncia.

Emilio Manzano expresó ayer a este diario la gran ilusión que le provoca la idea de dirigir el Llull, un organismo que, dijo, conoce bien por haber colaborado en él en diferentes ocasiones. "El Llull es un caramelo", consideró. "Cataluña tiene muchas cosas buenas que enseñar fuera y hacer de cicerone de esa manera, si te dan los medios para hacerlo, me parece una tarea muy atractiva. Además, desde pequeño siento una gran veneración por el beato Llull", bromeó. Manzano valoró el trabajo realizado por Folch y por el director del Área de Creación del Llull, Xavier Albertí (que dimitió el pasado enero). "Lo que han hecho es muy bueno, el instituto está encarrilado ya, existe una línea y un equipo que trabaja muy bien. Heredo unas condiciones óptimas". Ante la sorpresa que puede provocar esta aseveración sobre un organismo que no se ha caracterizado hasta la fecha precisamente por un funcionamiento tranquilo, Manzano respondió que es consciente de las dificultades y del "deterioro" que ha sufrido el Llull, al que las tensiones con el Departamento de Cultura "han oscurecido algo".

Puntualizó que tampoco la televisión ha sido un camino de rosas. "Llevo cinco temporadas de Saló de lectura y tengo ganas de cambio, necesidad de cambio. La televisión es un medio que quema mucho".

Manzano señaló que el nuevo cargo supondrá para él dejar Saló de lectura. "No puedo hacer las dos cosas porque hay incompatibilidad", recalcó. Explicó, no obstante, que confía en un compromiso de BTV para que el programa continúe hasta que acabe su contrato, que expira este mismo año. Dijo que espera que el mismo equipo actual pueda hacerse cargo del programa, que tiene "vida propia y se ha afianzado suficientemente". El mismo Maragall señaló a Manzano, según éste, "que Saló de lectura tiene que continuar".

Manzano confía en poder presentar su programa número 200, el 19 de abril. "Ése sería el último mío y coincidiría con el nombramiento oficial en el Llull, aunque antes ya habré tenido que comenzar a tomar las riendas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de marzo de 2006