Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blockbuster cierra sus 94 tiendas en España y despide a 688 empleados

La empresa atribuye la decisión a la piratería y la televisión digital

La compañía estadounidense Blockbuster, que cuenta con 94 videoclubs en propiedad en España, ha decidido echar el cierre. La empresa, que perdió 5,5 millones en 2004, atribuye la decisión a la piratería y a la televisión digital. Sindicatos y empresa pactaron el pasado lunes un expediente de regulación de empleo (ERE) que recoge una indemnización de 35 días por año trabajado para los 688 empleados.

El primer videoclub de Blockbuster en España abrió sus puertas en 1991. Su oferta, centrada en las películas más comerciales, tuvo buena acogida durante los primeros años. En sus mejores momentos, Blockbuster llegó a tener 108 establecimientos en propiedad en la península más otros 10 en franquicia en las islas Canarias. Éstos no están afectados por el cierre.

La cuenta de resultados de la empresa, sin embargo, ha sufrido en los últimos cuatro años una caída vertiginosa. Según los datos de 2004 presentados en el Registro Mercantil, la empresa ingresó 23,36 millones por el alquiler de películas y videojuegos; y 17,98 millones por su venta.

Estos datos suponían un descenso del 20% respecto al año anterior, según UGT. En 2005, la facturación descendió otro 25% y para este año las estimaciones eran aún peores. El descenso en las ventas ha ido acompañado del aumento de las pérdidas, que pasaron de 3,3 millones en 2003 a 5,5 al año siguiente. Las cuentas para 2005, aún no auditadas, prevén pérdidas "muy superiores", según UGT.

Negociaciones

La empresa atribuye la mala evolución del negocio a la piratería, a la extensión de las plataformas digitales de televisión y al aumento de las ventas de películas. La empresa informó ayer en un comunicado de que el próximo día 27 sus locales iniciarán "un proceso de liquidación de sus productos".

"Blockbuster ha dejado de ser competitivo", admite el delegado de UGT, Rubén Ranz. "El precio de alquiler de una película en la compañía era de 3,5 euros, superior al de muchos establecimientos del sector", añade. Ranz considera que la actividad de Blockbuster en España se ha visto lastrada por "los créditos que la matriz nos obligaba a pagar". "Ésta ha sido una de las principales causas que han limitado nuestra viabilidad", concluye.

El preacuerdo entre sindicatos y empresa, firmado el pasado lunes, establece una indemnización de 35 días por año trabajado, "15 días más de las posiciones iniciales", destaca Ranz. La empresa presentará hoy el ERE y mañana está prevista la firma del acuerdo definitivo con los trabajadores.

Blockbuster está negociando con la cadena catalana The Big Orange traspasarle parte de los establecimientos que, si no hay acuerdo, serán cerrados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de marzo de 2006