La UCE denuncia un posible acuerdo de precios en cadenas de alimentación

La Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana (UCE) ha realizado un estudio comparativo entre 80 marcas correspondientes a 25 productos en cinco establecimientos y que le ha hecho temer la posible existencia de un "acuerdo indirecto" en determinados precios. La UCE presentó ayer en rueda de prensa, con motivo del Día Mundial del Consumidor que hoy se celebra, el resultado del estudio, que le ha llevado a denunciar ante el Servicio de Defensa de la Competencia la "escasa" variedad de precios entre 25 productos de higiene y alimentación de cinco grandes establecimientos valencianos. La secretaria de esta organización, Ana Herce, explicó que el 42,5% de los productos comprobados "tenía el mismo precio en todas las tiendas". Las cadenas estudiadas son Carrefour, Alcampo, Mercadona, Consum y El Corte Inglés.

Un estudio dice que se puede ahorrar hasta un 46% con la compra de marcas blancas

En el estudio, asimismo, en el 18,75% de los productos las diferencias de precio detectadas no superaron los cinco céntimos; en un 22,5% no sobrepasaron los 25 céntimos y, por último, un 16,50% de los productos llegaron a los 25 céntimos de distancia. La diferencia más elevada, de 2,09 euros, "corresponde a un detergente para el lavavajillas", explicó la responsable de la UCE.

Otro de los datos que se extrae del estudio refiere a la diferencia que supone para la cesta de la compra optar por productos de marca o por aquellos de marca blanca. Ana Herce explicó que "existe una importante diferencia de precio entre la marca blanca y la marca comercial" y que "si se adquieren todos los productos de cesta de la compra de la marca blanca en lugar de elegir marcas comerciales, el ahorro puede llegar al 46%".

El porcentaje varía según el establecimiento. Y así, un ahorro de hasta el 46% "podría obtenerse en el establecimiento Carrefour, mientras que en Alcampo, se podría llegar al 37% de ahorro; en Mercadona a un 35% y, por último, en Consum, a un 30%".

Herce añadió que ha entregado "diversa documentación en materia de tickets de los productos analizados con mucho detalle con el objetivo de esperar una respuesta positiva por parte de este organismo". El servicio de defensa de la competencia deberá decidir tras analizar la documentación si lo pasa al Tribunal de la Competencia que es quien finalmente "tendrá que dictaminar quién es el que promueve esta limitación de la competencia, si bien es el productor el que fija el precio en lugar de recomendarlo o si entre los establecimientos pactan los precios de algunas de las marcas que más se consumen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50