Botín testifica que las operaciones con De la Rosa fueron transparentes

El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, declaró ayer que las operaciones que realizó el banco con Javier de la Rosa como representante del Grupo KIO en España fueron "absolutamente normales y transparentes", contaron con la aprobación de la comisión ejecutiva del banco y tuvieron el conocimiento del Banco de España.

Botín compareció como testigo en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra Javier de la Rosa por las operaciones Quail y Pincinco del caso Torras.

El banquero reconoció que el banco pagó 3,07 millones de euros (510 millones de pesetas) a Quail, sociedad propiedad de De la Rosa, como devolución parcial de una comisión de 13,52 millones de euros que la entidad cobró al grupo Torras por un préstamo de 209 millones de euros, que finalmente no utilizó. La acusación particular, que ejerce el Grupo Torras, sostiene que, en realidad, la sociedad entonces participada por KIO pagó una doble comisión -al banco y a De la Rosa-, puesto que Quail nunca reintegró los 3,07 millones de euros que recibió del banco.

Botín, que reconoció que tanto él como su padre tuvieron una relación "fluida" con De la Rosa, explicó que cobró esa comisión a Torras porque dispusieron de esa línea de crédito durante 15 días, aunque finalmente no hicieran uso del mismo porque prefirieron firmar el crédito con otro banco (Sumitomo Bank), que le ofrecía mejores condiciones.

El banquero también admitió que cobró a Torras otra comisión de 13,52 millones de euros (2.250 millones de pesetas) a cambio de concederle un aval de 390,6 millones (65.000 millones de pesetas). Botín consideró proporcionadas las comisiones cobradas dado el riesgo que asumía el banco en estas operaciones para la financiación de la oferta pública de adquisición para hacerse con la totalidad del capital del grupo Torras en 1989.

Botín también consideró "absolutamente normal" que el Santander vendiera en 1991 su participación en Ebro Agrícolas a KIO, a un precio que superaba 7,2 millones de euros (1.200 millones de pesetas) al de mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50