Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Gallardón regatea de nuevo ante Madrid 2016

Alberto Ruiz-Gallardón, el alcalde de Madrid, regateó ayer nuevamente en su intervención Madrid, la vocación olímpica de una ciudad, durante el congreso organizado por el COE, sobre el regreso de la capital a las aspiraciones olímpicas. "Madrid competirá otra vez en la carrera por la organización de los Juegos Olímpicos y esta vez sí será para ganar", terminó diciendo con contundencia. Pero el anuncio para 2016 -la opción más favorable-, algo cantado para todos los expertos y para él mismo, aún tardará en hacerlo dos o tres meses. Sólo gana tiempo para arreglar los detalles.

Con sus frases de ayer dio aún más claves de que no estaba contento con el equipo dirigente anterior, encabezado por Feliciano Mayoral, y por eso quiso cortar tan tajantemente: "Madrid volverá a cobrar forma en una renovada candidatura". Pero tampoco dijo, aparte de sus dificultades políticas para sellar el consenso indispensable entre todos los grupos municipales, que también tiene problemas para perfilar una nueva cúpula que lidere la siguiente aventura olímpica. Encontrar un Sebastian Coe, una de las claves en el triunfo de Londres para 2012, no es fácil en el desierto de dirigentes que aqueja al deporte español. La entrada de Iñaki Urdangarín, al que se quería promover como directivo al más alto nivel desde que dejó de ser balonmanista en activo, es compleja.

El rey Juan Carlos y el presidente del COI, Jacques Rogge, dieron más entidad a la reunión organizada por Alejandro Blanco, el animador presidente del COE, aunque sólo haya servido para recordar el sueño olímpico de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de marzo de 2006