Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno deja fuera del consejo de Aguas del Júcar al presidente de la Junta del Vinalopó

El Gobierno comunicó ayer al presidente de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, Andrés Martínez, su cese como consejero de la sociedad estatal Aguas del Júcar, SA (Ajusa), encargada de la construcción del trasvase a las comarcas alicantinas. Martínez ha mantenido en el consejo su rechazo tajante al cambio de trazado de la transferencia Júcar-Vinalopó, decidido por el Gobierno y ya en exposición pública, y también ha manifestado su oposición a la propuesta de Ajusa de firmar un nuevo convenio con los usuarios ajustado al trasvase alternativo. El Ministerio de Medio Ambiente ha propuesto su destitución al considerar que la representación de los regantes del Vinalopó ya no se "adecua" a la situación actual del proyecto, y deja vacante el puesto de Martínez en previsión de que lo ocupen aquellos usuarios que firmen el nuevo convenio.

Ajusa liquidó en septiembre de 2005 el acuerdo que firmó Martínez en nombre de los regantes y municipios del Vinalopó, L'Alacantí y la Marina Baja para la obra desechada por el Ejecutivo ante el impago de la deuda de 41 millones de euros de los usuarios con la sociedad. Según explicó ayer el consejero delegado de Ajusa, José María Marugán, en los últimos meses la empresa ha mantenido reuniones con una treintena de entidades de regantes para ofrecerles el nuevo acuerdo, con el que pagarían el agua una vez llegue a sus parcelas, sin necesidad de adelantar dinero para la obra, como hasta ahora. Marugán confía en cerrar los primeros convenios este mes, y en que los futuros beneficiarios se incorporen al consejo. "Hay usuarios que quieren el agua del Júcar", destacó.

Martínez calificó la decisión del Gobierno de "ataque directo" al desarrollo de la provincia de Alicante, y afirmó que el cese no tiene "justificación alguna". En opinión de Martínez, su salida de Ajusa responde "a un intento de quebrar la unidad" de la Junta Central, a cuyos miembros se ha dirigido para que indiquen a la sociedad estatal, ante sus invitaciones a reunirse, que esta organización es el único interlocutor válido en la negociación.

Por otro lado, el presidente de la patronal alicantina Coepa, Joaquín Rocamora, presentó ayer un informe elaborado por dos profesores universitarios que califica de "anomalía histórica" el cambio de toma del trasvase Júcar-Vinalopó desde Cortes de Pallás al Azud de la Marquesa, en Cullera.

El informe descalifica esta última opción por el "coste de la obra y su mantenimiento, las repercusiones ambientales y el coste final del agua trasvasada", el cual será "muy superior a la solución de Cortes". En cuanto a los costes para los regadíos, el informe dice que la opción de Cortes prevé que el metro cúbico deba pagarse entre 0,081 y 0,126 euros mientras que desde La Marquesa se elevará a entre 0,59 y 1,63 euros por metro cúbico, como mínimo. Sin embargo, el proyecto informativo del trasvase expuesto al público fija el precio para los usuarios en 0,19 euros el metro cúbico. El secretario de Medio Ambiente del PSPV-SPOE, Francesc Signes, replicó que el nuevo trazado dará "más agua y más barata" al Vinalopó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2006