Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARA EMPEZAR

Conectarse a Internet (1)

TIPOS DE CONEXIÓN: MÓDEM

Para conectarse desde casa a Internet se utilizaba, sobre todo al principio, un módem (modulador-demodulador) conectado a la línea tradicional del teléfono. Un aparato que ahora suele venir incluído dentro del propio ordenador (también los hay externos) y que, por regla general, se puede usar también como fax. Utilizar este método es muy sencillo pero muy lento. El protocolo V.90, el más habitual, logra una transmisión de datos a 56.600 bps (bites por segundo) de descarga y hasta 33.600 bps de subida lo que equivale a 7 KBps y a 4,2 KBps respectivamente, ocho veces menos ya que un Byte equivale a ocho bits. A esto hay que añadir que mientras se está conectado a Internet no se puede hablar por esa línea telefónica y, además, que el coste de una conexión por módem es la misma que si se estuviera haciendo una llamada telefónica de voz normal. Aunque también es cierto que existen tarifas específicas para este tipo de conexión.La última versión, la V.92, mejora la velocidad de subida, permite la llamada en espera y aplica compresión de datos y llamada en espera.

CONFIGURACIÓN

Una de las ventajas que tiene esta conexión es que suele ser gratuita ya que las proveedoras de acceso ya se lo cobran con el gasto telefónico. Los requisitos que son siempre necesarios son un nombre de usuario, una contraseña y el número de teléfono al que tiene que llamar para que el proveedor elegido le de acceso a Internet. El procedimiento es el siguiente: conecte el módem a su línea de teléfono y al ordenador si es externo, si es interno sólo tiene que enchufar la línea telefónica a la salida del módem que generalmente está en la parte trasera de su ordenador y coincide con el clásico enchufe del teléfono, no lo confunda con el enchufe de red de mayor tamaño. Abra el Panel de control, Conexiones de red y haga clic en Crear una conexión nueva en el caso de Windows. Se le abrirá un Asistente que le irá pidiendo todos los datos expuestos anteriormente. Elija las opciones de Establecer mi conexión manualmente y la de Conectarse usando un módem de acceso telefónico. Una vez rellenados todos sus datos ya podrá conectarse. Verá que le aparece una nueva pantalla de conexión en la que podrá optar por guardar, o no, la contraseña y dejar que la conexión la utilicen , o no, cualquiera que use el ordenador.

EN EL CASO DE APPLE

Si lo que tiene es un Mac, el proceso con el sistema X es el siguiente. Dentro de las Preferencias del sistema abra el apartado correspondiente a Red. En el primer apartado Ubicación, escoja Ubicación nueva y dele un nombre. En Configurar escoja la opción Módem interno (se supone que será interno). De los cuatro apartados que aparecen abajo, empiece por PPP y rellene todos los datos de conexión, los mismos que que se indicaban antes, nombre de usuario, Contraseña y teléfono al que tiene que llamar el módem. Si conoce otro teléfono alternativo (por si falla el primero) también puede ponerlo aquí. En TCP/IP escoja Usar PPP y deje en blanco el resto de campos, no son necesarios. El apartado Proxies no lo toque, es mejor dejarlo con la configuración por defecto, salvo que su proveedor se lo indique expresamente. En Módem podrá configurar a su gusto como funcionará, sólo tenga en cuenta cambiar el país, pues el que viene por defecto no es España, sino EE.UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2006