Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Los límites de lo sagrado

Lamento discrepar del profesor Sami Naïr (EL PAÍS, 28-2-06) en relación con la tan comentada crisis de las caricaturas. Cuando interpreta la contradicción entre las exigencias del derecho de expresión y las del respeto a las creencias religiosas como una contradicción entre dos espacios sagrados, en mi opinión cae en el juego de las identidades esencialistas propio del paradigma huntingtoniano del choque de civilizaciones, y de ese modo, en efecto, el profetizado choque se hace inevitable. Pero la cuestión es otra. Porque no es cierto que el reconocimiento de la falta de "derecho moral" para criticar al otro esté por igual repartido entre el creyente religioso y el defensor de las libertades democráticas. Éste, como muy bien dice Naïr, es bien consciente de que su concepción de la libertad "tiene unas bases filosóficas tan inciertas" como las creencias del otro, y por ello está abierto al cuestionamiento racional de sus opiniones e ideas. Pero, ¿comparte esa consciencia el creyente religioso? Es obvio que no, y justo ahí está el problema. Si admitimos que la noción de lo sagrado de los creyentes religiosos (y pienso no sólo en los islámicos, pues signos de fanatismo pueden observarse también en sectores cristianos y judíos) debe marcar los límites para el "diálogo entre civilizaciones", no nos engañemos: no habrá diálogo, sino tan sólo intercambio de dogmáticos monólogos.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS