La fiscalía investiga la concesión de parques eólicos y centrales hidroeléctricas del Gobierno de Fraga

El Gobierno gallego de coalición entre socialistas y nacionalistas asegura haber descubierto "indicios claros de irregularidades" en la concesión de parques eólicos y centrales hidroeléctricas en esa comunidad durante el mandato del PP. La Xunta señala entre esas anomalías el supuesto trato de favor a un entramado empresarial que tenía como figura visible a un cuñado del anterior director general de Industria, responsable de las concesiones. Desde 1999, este grupo obtuvo 19 licencias con un valor de negocio de unos 60 millones de euros. La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha abierto una investigación sobre el caso.

El consejero de Innovación e Industria, el nacionalista Fernando Blanco, señala como ejemplo de las posibles irregularidades el caso de Luis Castro Valdivia, casado con una hermana del anterior director general de Industria, Ramón Ordás, que mientras éste ocupaba su cargo creó un entramado de 45 empresas del sector energético. Este grupo se hizo, entre 1999 y 2005, el periodo en que Ordás desempeñó el puesto, con concesiones para explotar seis parques eólicos y 13 minicentrales hidroeléctricas. Aunque Ordás, que desde hace unos meses ocupa un alto cargo en Endesa, optó por inhibirse en algunas de las adjudicaciones al grupo de su cuñado, avaló con su firma otras nueve, según fuentes de la Consejería de Innovación. Tres de las concesiones fueron aprobadas por el Gobierno presidido por Manuel Fraga, cuando estaba en funciones, tras los comicios de 2005.

Variedad de accionistas

El fiscal jefe de Galicia, Carlos Varela, reclamó hace unos días a la Xunta toda la documentación sobre las adjudicaciones de parques eólicos y centrales hidroeléctricas a raíz de una serie de informaciones publicadas por el diario La Opinión de A Coruña. La Xunta, según explicó el consejero de Innovación, ya ha remitido a la fiscalía todos los expedientes tras haber realizado una investigación interna en la que ha descubierto que el entramado de Castro Valdivia gestiona una potencia energética de 130 megavatios (Endesa dispone en Galicia de 500). El cuñado del ex director general de Industria, antiguo militante de Nuevas Generaciones del PP, es el nexo de un complejo de sociedades constituidas con una amplia variedad de accionistas, entre ellos, el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Antonio Fontenla, y la esposa y los dos hijos del alcalde socialista de A Coruña y próximo embajador en el Vaticano, Francisco Vázquez.

La Consejería de Innovación cree que pudo haberse producido un fraude de ley, ya que para optar a más de una licencia es obligatorio presentar un plan energético, trámite que Castro esquivó actuando bajo distintas firmas. En el proceso de revisión de los expedientes realizado en las últimas semanas, el departamento que dirige Blanco también ha comprobado que se manipularon algunos documentos para variar fechas e incluso el lugar de la explotación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50