Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tonino vuelve a televisión con un espacio nocturno de humor en TVE

La suspensión, a principios del pasado enero, de Ruffus & Navarro, el programa de Pepe Navarro estrenado a finales de noviembre de 2005, ha obligado a TVE a buscar precipitadamente un recambio para competir en la franja de la medianoche. Extra, las paranoticias, un noticiario que se presenta como una parodia del periodismo de investigación y cuyo estreno hoy (24.00) supone el regreso a televisión de Antonio López-Guitián, Tonino -tras su paso por Caiga Quien Caiga-, es el primero de los espacios con los que TVE quiere competir en la madrugada.

Humor y ficción son los ingredientes de Extra, las paranoticias, formato de una hora coproducido por TVE y Gestmusic (¡Mira quién baila!) que parodia magacines como Aquí hay tomate y TNT (Tele 5), Gente (TVE) o Ahora (Antena 3), según explicó en la presentación del espacio su director, Tinet Rubira. "Tenemos grandes maestros que nos inspiran", aseguró Rubira, quien reconoció la influencia de la estética de Aquí hay tomate en el programa, "una idea surgida hace seis años en el seno de Gestmusic" que llega ahora a la pantalla dada la "urgencia" de TVE por competir en franja de medianoche. La cadena pública encargó el espacio a Gestmusic "hace poco más de un mes", reconoció Joan Tàpia, director del centro de producción de TVE en Cataluña.

"Después de CQC era difícil volver y no caer en lo mismo. Aquel fue un noticiario distinto con periodistas distintos y de alguna manera Extra puede ser visto como una suerte de continuidad, aunque en este caso haciendo un periodismo de investigación diferente", explicó Tonino, quien comparte la presentación del programa con dos jóvenes modelos y periodistas catalanas, Mireia Canalda y Aina Cerdà.

Serio y sin perder la compostura, Tonino presentará reportajes cuyo contenido es pura y delirante invención -la aparición de la Virgen en un cajero automático o la constatación de que el chopped es alucinógeno-, narrados con abundancia de detalles y con profusión de expertos que certifican lo sucedido. Reportajes que siguen el estilo del periodismo amarillo, pero que nunca dejan dudas sobre la ficción de lo narrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 2006