Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en el Madrid

El nuevo dirigente del Madrid tiene intereses en la venta del Calderón

"Si pretendes hacer tratos en el mundo inmobiliario, es muy difícil que en algún momento no tengas que negociar con un directivo del Real Madrid", comentó Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, cuando se le preguntó ayer sobre la participación de Fernando Martín, el nuevo presidente del club blanco, en el accionariado de División Inmobiliaria.

Esta empresa, desligada del club rojiblanco aunque participada muy mayoritariamente por el mismo, es propietaria de los derechos de explotación y, en su caso, de venta futura del estadio Vicente Calderón. Martín, a través de su constructora, Martinsa, posee algo menos del 2% del capital de la compañía.

En una operación cuyo propósito era tener liquidez para acometer gastos inmediatos, el Atlético vendió hace más de un año el 10% de División Inmobiliaria. En total, percibió unos 22 millones de euros. El 5% de ese dinero lo aportó Caja Madrid y el resto un consorcio empresarial, RTM, participado por otras cuatro compañías, entre las que se encuentra precisamente la de Martín.

Eso sí, el Atlético tiene hasta finales de junio la posibilidad de cancelar el contrato y devolver el dinero, con lo que recuperaría de forma automática el ciento por ciento de la empresa.

"Si tengo una tienda de tornillos y soy forofo del Barcelona, no voy a dejar de vender mis productos a un seguidor del Madrid", explicó Gil Marín.

"El Atlético es dueño al ciento por ciento del Calderón", se insistió desde la cúpula del club; "sencillamente, ese señor [Martín] tiene una mínima participación en una venta futura, nada más".

Es decir, las decisiones que afectan al estadio del Atlético sólo residen, siempre según los directivos del club, en el consejo de administración de la propia entidad rojiblanca, toda vez que ésta es la accionista mayoritaria de la firma creada para decidir y gestionar su destino.

Apoyo, "salvo excepciones"

Martín, que también es propietario del 3% de Unión Fenosa y de importantes paquetes de acciones tanto en Telefónica como en el BBVA y el Banco Santander, se ha convertido, a sus 59 años, en el 16º presidente del Madrid. Florentino Pérez, su predecesor, ha ocupado el cargo, desde 2000, durante cinco años y 137 días. Santiago Bernabéu fue el dirigente más duradero: 35 años entre 1943 y 1978.

Martín asistió ayer a la presentación de un nuevo periódico, El Economista. "Estoy muy animado", dijo ante la avalancha de reporteros que se le echó encima con una pregunta afilada: "¿Oportunidad o marrón?". Sobre la convocatoria de elecciones anticipadas, se remitió a los estatutos del club. Son "diáfanos" dijo respecto a la posibilidad de poder agotar, hasta 2008, el mandato iniciado por Florentino Pérez. Además, dijo que el equipo directivo, "salvo raras excepciones", le apoya. En cualquier caso, su despedida fue: "Todavía es tiempo de Florentino".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 2006