Reportaje:

Mutación en la Reserva Federal

Ferguson, el último demócrata que integraba el consejo de gobernadores, abandona la Fed

La Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, acaba de entrar en un proceso de mutación que puede afectar al futuro de su política monetaria. El 1 de febrero se ponía al frente de la Fed el académico Ben Bernanke, tras 18 años y medio de presidencia de Alan Greenspan. Pero no es el único cambio de trascendencia en esta compleja fase de transición.

Roger Fergurson dejaba repentinamente esta semana el puesto de vicepresidente de la Fed, tras más de siete años en el cargo. Y hay otros dos gobernadores llamando a la puerta, Randall Kroszner y Kevin Warsh. Bernanke prometió en noviembre, durante el proceso de designación en el Senado, que como presidente seguiría una política continuista a la profesada por Greenspan. Sin embargo, introdujo un ligero matiz al decir que la institución debía evolucionar y habló de que sería conveniente introducir un objetivo numérico de inflación, para darle más transparencia y apertura. Una idea que el académico ya defendió cuando ocupó un puesto de gobernador y que le enfrentó con otros miembros.

Roger Ferguson fue la persona clave en la respuesta de la Fed en el 11-S y se le llegó a considerar posible sucesor de Alan Greenspan

Ferguson, de 54 años, era uno de ellos y el pasado miércoles presentaba su dimisión como miembro del consejo de gobernadores, cuando aún no ha pasado un mes desde que Bernanke tomara las riendas de la Fed. Vinculado al partido demócrata, era el único de los siete miembros del consejo de gobernadores designado antes de que George Bush se pusiera al frente de la Casa Blanca y el tercer afroamericano en servir para la institución financiera más poderosa del mundo. Donald Kohn, por sus 35 años de experiencia en el banco central, se perfila para muchos analistas como su sucesor.

Personaje clave

Su renuncia es aún más sorprendente si se tiene en cuenta que su mandato como vicepresidente no expiraba hasta octubre de 2007 y el de gobernador hasta final de enero de 2014. Además, se recuerda que Ferguson fue la persona clave en la respuesta de la Fed durante la crisis del 11-S y se le llegó a considerar un posible sucesor de Greenspan. En su carta de renuncia explica, sin dar detalles, que "es el momento para probar otras oportunidades profesionales". Su renuncia se hará efectiva el 28 de abril, aunque que no participará en la primera reunión que presidirá Bernanke el 27 y 28 de marzo.

Roger Ferguson, designado en 1997 para ocupar un asiento en la Fed por el ex presidente Bill Clinton, y vicepresidente desde 1999, explica en su misiva que los últimos han sido unos años de "retos" y "cambios", y califica de "complejo" el clima en el que se han tomado las decisiones de tipos de interés en Estados Unidos, que están situados temporalmente en el 4,5%, después de 14 incrementos consecutivos de un cuarto de punto. Era un firme defensor de la transparencia. Pero dijo públicamente que el objetivo de inflación limitaba la flexibilidad del banco central a la hora de reaccionar ante choques económicos, en línea con lo dicho por Greenspan.

Ferguson era una persona muy próxima al gurú. Su salida se produce en plena fase de transición de la Fed. Y no será el único cambio en el horizonte. La Reserva Federal presidida por Ben Bernanke tendrá a dos nuevos gobernadores, Randall Kroszner y Kevin Warsh, que esperan la confirmación del Senado. Además, Anthony M. Santomero, presidente de la Fed de Filadelfia, y Michael H. Moskow, de la Fed de Chicago, podrían dejar sus puestos en breve.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS