Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FUERA DE RUTA

Mil y un templos en Bagan

Una extraordinaria zona arqueológica en la llanura central de Myanmar

Entre los siglos XI y XIII, los reyes del antiguo Pagan erigieron más de 2.500 pagodas, 'estupas' y monasterios. El fervor budista inspiró un enclave glorioso salpicado de cúpulas doradas.

Una brisa húmeda proveniente del río Ayeyarwady acaricia el rostro a primeras horas de la mañana y arranca un tintineo constante de miles de pequeñas campanillas que cuelgan de los pináculos de los templos de Bagan, en el centro de Myanmar, a 305 kilómetros al suroeste de Mandalay. Más de 2.500 pagodas, estupas y monasterios, medievales en su mayoría, sobresalen entre las copas de los árboles en una extensa llanura de 42 kilómetros cuadrados, apenas poblada, donde a partir del siglo IX floreció el primer reino unificado de Birmania, Pagan.

La cantidad abruma. Donde se mira hay un edificio religioso, como si el espacio permaneciera encerrado entre espejos que reflejaran una y mil veces la misma imagen. Los más de 50 metros de altura de las estupas de Htilominio, Ananda y Thatbynnyu (la más alta de Bagan, con 61 metros), o la mole piramidal del templo de Dhammayangyi permiten establecer puntos de referencia en la red de caminos que se adentran en esta madeja de construcciones que crecieron bajo el fomento casi obsesivo de los reyes de Pagan al convertirse al budismo.

MÁS INFORMACIÓN

Conviene aprovechar las primeras horas del día no sólo porque el calor es menos intenso, sino para contemplar cómo se van encendiendo, conforme el sol gana altura en el cielo, las espectaculares cúpulas envueltas en pan de oro de las pagodas Shwezigon, Bupaya, Sulamani o Dhammayazakazedi. Entonces empiezan a irradiar luminosidad algunos templos pintados de blanco, inmaculados, como Gawdawpalin, Lemyethna o Shwesandaw (el único al que se puede subir para ver la puesta de sol), entre el verde del entorno.

Obra de reyes, muchos monumentos tienen proporciones descomunales y una exuberante riqueza ornamental conseguidas con materiales tan sencillos como el ladrillo, la arenisca o el estuco. Cúpulas colosales, huecas o macizas, abovedadas, en forma de bulbo o de campana, emergen de amplias plataformas rectangulares que se van superponiendo en gradas de dimensiones cada vez más reducidas. Su armonía se ve realzada por los relieves de los muros exteriores y las paredes de las terrazas, destinados a exaltar la vida y las enseñanzas de Buda.

Historias en bajorrelieve

Aunque se pueden contemplar magníficos bajorrelieves en la mayoría de los templos -en Shwezigon hay más de 550, por ejemplo-, quizá los más espectaculares sean los de Sulamani. Miles de personajes viven historias diferentes en los sucesivos frisos, en los que se mezclan escenas domésticas con detalles de la vida monacal, mujeres en actitud de plegaria con seres amorfos, flores simbólicas como el loto con imágenes de Buda; los pisos intermedios pertenecen al reino animal, con representaciones de elefantes, tigres, caballos, gacelas, monos y bueyes, y en los superiores reaparecen las figuras humanas en plena cotidianidad. Algunos restos decorativos de cerámica verde que recubren las paredes, como las de Tayok-Pyi-Paya o Ananda, hacen sospechar que la apariencia de estas construcciones debió de ser aún más imponente.

Frente a la luminosidad exterior, el interior de los templos es sombrío y silencioso; un lugar donde la presencia reiterativa de grandes estatuas de Buda, algunas hasta de 18 metros de longitud, llega a amedrentar. Las paredes de muchos templos, repletas de hornacinas con estatuas más pequeñas para combatir el eco, están decoradas con exquisitas pinturas de los siglos XII y XIII. Es el caso del santuario de Abeyadana, donde se puede ver, con la ayuda de una linterna, una secuencia de imágenes inspiradas en la doctrina budista en las que destaca la perfección y delicadeza de las formas, y también la osadía de los colores, entre los que predomina el amarillo intenso.

En otros templos menos espectaculares, como Phaya Thonzu, Thisa-wadi o Raya-nda-zu (que conserva pinturas sobre una lámina de algodón), se admiran otras historias contadas en las paredes que parecen estar perdiendo la voz conforme el paso del tiempo las va cubriendo con su pátina.

GUÍA PRÁCTICA

Datos básicos- Moneda: kyat.- Población: 52,4 millones.Información- Catai (www.catai.es; en agencias) propone un recorrido de 14 días por Myanmar (tres noches en Bagan), que incluye avión, alojamiento, desayuno, visitas guiadas y traslados, desde 1.715 euros más tasas.- Excellence Tours (en agencias;www.excellencetours.com) ofrece dos rutas desde 1.693 euros (12 días) y 2.039 euros (16 días) con estancias en Bagan de dos y tres noches, respectivamente, más tasas. Incluye billetes de avión, alojamiento con desayuno, guía y traslados.Información- Turismo de Myanmar(www.myanmar-tourism.com).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de febrero de 2006

Más información