Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROGRAMAS

Los expertos piden menos dispersión al 'software' libre español para poder crecer

Alan Robertson, del Linux Technology Center, recomendó que las plataformas españolas se reduzcan a dos o tres "si quieren generar economías de escala"

El llamado software libre se ha despojado de su carácter marginal y se ha convertido en una herramienta que atrae con fuerza a empresas y administraciones públicas. Sin embargo, la creciente dispersión de las distribuciones, sobre todo en el ámbito autonómico, puede lastrar el futuro del código abierto. Así lo han constatado varios expertos en la segunda Conferencia Internacional de Software Libre, celebrada en Málaga la pasada semana.

Alberto Abella, directivo de Novell, lanzó un pequeño jarro de agua fría sobre el optimismo de las jornadas, al constatar "falta de coordinación" entre las distribuciones que han creado las comunidades autónomas, como Guadalinex (Andalucía), Linex (Extremadura) o Lliurex (Comunidad Valenciana). "Hay que evitar que cada uno tire por su lado", pidió Abella. Responsable del Libro blanco del software libre en España (www.libroblanco.com), constató que prácticamente todas las distribuciones regionales se ciñen casi exclusivamente al ámbito educativo.

La conferencia reunió, según la organización, a 6.500 participantes y atrajo a 170 expertos de 27 países. El viernes, la mesa redonda El futuro del software libre, juntó a varios gurús en la materia. Alan Robertson, del Linux Technology Center, abundó en la posibilidad de que proyectos muy prometedores acaben "muriendo por no llegar a una masa crítica de usuarios". Robertson recomendó que las plataformas españolas se reduzcan a dos o tres sistemas "si quieren generar algún día economías de escala".

El líder del sistema Debian, Branden Robinson, vaticinó que en un año "el paisaje tecnológico, legal y asociativo del código abierto habrá cambiado radicalmente" y pidió a los usuarios que no caigan en el "aislamiento".

Un especialista de Sun Microsystems, Simon Phipps, señaló el obstáculo que en su opinión impide la expansión del software libre: el monopolio del inglés como idioma de las distribuciones.

Phipps abogó por profundizar en la localización de los productos para adaptarlos a la realidad cultural del usuario. Además, animó a la audiencia a afrontar un "desafío muy interesante", el que, a su juicio, representan las futuras versiones del sistema operativo Windows. "Dicen que será un código abierto, pero esconderá una gran muralla de encriptaciones".

El columnista de Ciberp@ís y profesor universitario Francis Pisani cerró la conferencia del viernes. Pisani alertó contra cierta "intransigencia" del movimiento del software libre y apostó por una cierta "hibridización", entre los programas libres y los sujetos a licencia de propietario.

La conferencia inaugural fue del científico del Instituto de Tecnología de Massachusetts Michael Bletsas, promotor junto a Nicholas Negroponte de la iniciativa One laptop per child ('un ordenador para cada niño'). La organización pretende distribuir entre siete millones de portátiles en países en vías de desarrollo, con un coste de 100 dólares por unidad. Para lograr la rebaja, se suprimen los gastos de promoción y se reducen a lo imprescindible las prestaciones de la pantalla. Bletsas aseguró que la elección de Linux como sistema operativo fue una decisión "técnica y estratégica", ya que a pesar de las ofertas de Apple o Microsoft, se inclinó por esta tecnología porque "es mejor" y permite mayor libertad para trabajar.

A la cita de Málaga acudieron Víctor González e Ignacio Vargas, responsables de la recreación tridimensional de El señor de los anillos. Los dos animadores españoles se mostraron orgullosos de que su programa Realflow, especializado en la reproducción de movimiento de fluidos, se haya empleado en películas como X-Men 2, Tomb Raider 2, o La liga de los hombres extraordinarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de febrero de 2006