Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS ESTUDIOS DE HOSTELERÍA

Cocina en la Universidad

La picaresca sacude también a la enseñanza privada de restauración, y para terminar con ella nació hace cinco años la Asociación de Escuelas de Hostelería (Aehos). "En los últimos años se han montado escuelas sin planes de estudio, concebidas para conseguir las subvenciones europeas. Y como los fondos se van a terminar, estos empresarios se van a dedicar a otros negocios", se felicita su presidente, Kepa Olabarrieta. En su opinión, los estudios deben durar tres años e impartirse contenidos sobre empresa, técnico hostelero, cultura e idiomas.

Las universidades españolas se plantean la creación de la carrera en Hostelería. Olabarrieta apoya la iniciativa: "Tenemos que ponernos a la altura de otros países europeos, pero no de cualquier forma: con un sólido plan de estudios, con investigación...".

Algunas universidades, como la Camilo José Cela (Madrid), cuentan ya con sus propios masters o cátedras. La más conocida, la de Cultura Gastronómica y Ciencias de la Alimentación, de Ferran Adrià, quien aprendió a cocinar con El práctico. Resumen mundial de cocina y pastelería, un libro de los años treinta. Él ofrece cursos para expertos, jornadas técnicas, asignaturas de libre configuración e incluso un curso on line. Y recientemente ha puesto en marcha un programa para impartir conocimientos básicos de nutrición y alimentación a niños de 6 a 14 años. El objetivo de Adrià es mentalizar acerca del peso de la alimentación en el producto interior bruto, y confiesa que confía en que en unos años su cátedra se convierta en "un referente internacional en todo lo relativo a la creatividad en la cocina, y en ámbitos como el arte, la música, la arquitectura o el diseño".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de febrero de 2006