Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Indisciplina escolar

En mi opinión hoy en día resulta urgente que los educadores nos especialicemos en el tema de la conflictividad escolar porque precisamente son los conflictos los que nos pueden permitir entender los deseos de nuestros alumnos y en muchos casos el porqué de su gran falta de motivación en clase. Cada alumno tiene su personalidad y sus objetivos y no olvidemos que nuestro objetivo como educadores no debería ser sólo enseñar sino también ayudar al alumno a socializarse ayudándose de la autodisciplina.

Así, quizás deberíamos tener en cuenta que en situación de conflicto para que ambas partes salgan ganando hay que afrontar directamente el problema y consensuar una solución mutuamente satisfactoria, lo peor de todo sería negar la existencia de dicho conflicto. Por otra parte, usar una disciplina de hierro que no deja libertad de expresión al alumno no permite alcanzar la paz en la clase sino que crea aún más tensiones y más situaciones conflictivas. Si consideramos al alumno como un individuo que formamos no sólo en nuestra materia sino que también para que una vez adulto sepa comportarse en la sociedad, creo que la autodisciplina podría ser un método que nos lleve a considerarlo no como un niño sino como un adolescente deseando alcanzar todas las armas necesarias de la vida adulta. De este modo, utilizar los sentimientos más bien que el razonamiento para comunicar con él podría ser una manera eficaz de conseguir más información sobre el alumno conflictivo y su comportamiento y así quizás poder zanjar el problema.

Por otra parte podríamos proseguir este tema abordando las razones personales que incita un alumno a ser conflictivo, eso implica ir más allá y buscar las razones más personales quizás con la ayuda del psicólogo, dado que no todos los conflictos que nacen provienen del disfuncionamento del centro o el hecho de que los profesores no cuiden bastante de los casos difíciles sino que el alumno tenga un problema más bien personal debido a su entorno familiar por ejemplo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de febrero de 2006