Vizcaya invertirá 80,6 millones en su plan hidráulico

La Diputación de Vizcaya invertirá este año 80,6 millones de euros en su plan de obras hidráulicas, de los que 70 millones se destinarán a las redes de abastecimiento y saneamiento. El titular foral de Medio Ambiente, Iosu Madariaga, afirmó ayer que a finales de este año estarán recogidas las aguas residuales del 95% de los vizcaínos. Entre ellos faltarán los residentes en la reserva de la biosfera de Urdaibai, quienes, pese a la protección de esta zona, continúan depositando sus aguas fecales en la ría de Mundaka. Las instituciones vascas están construyendo ahora la red de colectores de 20 kilómetros de longitud, que no estará acabada hasta 2007, y la Administración central se ha comprometido a ejecutar la depuradora, que al menos deberá esperar a 2008.

Como en otras zonas de Guipúzcoa y Álava, en Vizcaya no se ha podido cumplir la directiva comunitaria que obligaba a disponer de redes de saneamiento en todos los municipios de más de 2.000 habitantes para 2005.

El diputado de Medio Ambiente destacó que las actuaciones de ese año darán un "impulso definitivo" al plan foral de aguas iniciado en 2003. Madariaga apuntó que a lo largo del ejercicio se pondrán en marcha las obras de dos embalses en Lekeitio y en Karrantza, lo que garantizará el abastecimiento de agua "en condiciones normales durante todo el año".

La zona de Karrantza y Orduña ha sufrido tradicionalmente problemas de suministro, que se mitigaron con la construcción de balsas. Las actuaciones previstas para este año lograrán que estos municipios estén "al mismo nivel" en abastecimiento que el resto de localidades de Vizcaya.

El plan foral incluye una partida de 3,5 millones para las mejoras en la red secundaria (el trasvase del agua desde los municipios a los hogares), en lo que "aún queda mucho por hacer", admitió Madariaga. La intención es que este año se renueven un total de 130 kilómetros de conducciones en 33 municipios. Quince de estos proyectos corresponden a reses de abastecimiento y 18, a las de saneamiento.

La Diputación creará ocho nuevas estaciones hidrometeorológicas (lo que elevará a 48 las instalaciones de control) para conocer el comportamiento de los ríos. "Esta red constituye una herramienta estratégica [para controlar los cauces]", manifestó el titular vizcaíno de Medio Ambiente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS