Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simancas anuncia que retirará las ayudas a los colegios que separen por sexos

El PSOE critica a un centro concertado de Pozuelo que pide 1.750 euros por alumno

Rafael Simancas, portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, anunció ayer que "revisará e incluso retirará" los conciertos a colegios que vulneren principios constitucionales si gana las próximas elecciones. El dirigente socialista indicó que uno de los casos en los que no se respeta el artículo 14 de la Constitución es en el centro concertado Monte Tabor, que tiene previsto segregar a los alumnos por sexos, y que además pide un donativo de 1.750 euros cuando los padres solicitan plaza. El colegio está en construcción en Pozuelo, localidad gobernada por el PP.

De "auténtico chollo" calificó ayer Simancas la adjudicación de 11.800 metros cuadrados de terreno público por 75 años a la fundación educativa católica Tiempos Más Nuevos para levantar un colegio concertado en Pozuelo. Como contraprestación, el centro deberá entregar un canon anual al Ayuntamiento de 85.000 euros. "Casi les regalan el terreno y ahora les eximen de pagar unos 200.000 de impuestos municipales. Esto es impresentable en un Estado de derecho", espetó Simancas.

El PSOE asegura que el trato a favor de la fundación continúa, porque el Ayuntamiento les ha eximido del pago del impuesto de construcción y obras (ICIO) y de la licencia de obras. "Nada menos que unos 200.000 euros", confirmó la portavoz socialista de Pozuelo, Eva Izquierdo. "En la fundación reconocen que les faltan 300.000 euros para levantar el edificio. Si no tenían solvencia económica, ¿por qué se les adjudicó el suelo?", se preguntó Izquierdo.

El alcalde de la localidad, Jesús Sepúlveda, aclaró que las ordenanzas municipales permiten la deducción de dichas cantidades al tratarse de una obra de interés social. "Y cumplen ese requisito, porque lo que más se demandan son plazas en colegios concertados. Los colegios públicos no están llenos", aseguró.

1.750 euros por niño

Simancas criticó con dureza que los responsables del centro pidan a los padres que acuden a solicitar plaza un donativo de 1.750 euros por el primer niño, 1.250 por el segundo y 500 por el tercero. El comprobante del ingreso se grapa a la solicitud. "No tienen bastante con el regalo del terreno, y están vendiendo las plazas", sostienen los socialistas.

Sin embargo, desde la fundación mantienen que ese importe no asegura la obtención de una plaza, y que se devolverá inmediatamente a los no admitidos. El consejero de Educación, Luis Peral, insistió en que el colegio está en su derecho de pedir donativos, pero "no puede utilizar esa excusa para influir en el baremo de admisión".

Peral sostiene que los colegios que separan a los estudiantes en las clases en virtud del sexo sólo suponen el 0,5% del total de alumnos de la región. "Los que defendemos la libertad de elección la debemos defender especialmente frente a opiniones de padres que no coinciden con las nuestras, y esto vale tanto para educación diferenciada [por sexos] como para educación laica", mantiene el consejero.

Simancas recordó, sin embargo, que el ideario de la fundación Tiempos más Nuevos presenta multitud de sombras. "Segrega a niños de niñas, hablan de curar la homosexualidad, de cruzadas, de formar a ciudadanos que sean capaces de morir por Jesucristo, piden un donativo de 1.750 euros para entrar en el colegio... ¿Es esto libertad de elección? Esperanza Aguirre y el consejero Peral están haciendo retroceder la enseñanza a los tiempos más negros del franquismo", afirmó.

Los padres de niños que residen en Arroyo Meaques agrupados en la Plataforma por la Escuela Pública de Pozuelo de Alarcón acusan al Partido Popular de incumplir su programa electoral. Bajo el lema Tu futuro, nuestro compromiso, el PP anunciaba en las pasadas elecciones municipales la construcción de un colegio y un instituto público en Arroyo Meaques. En 2004 el Ayuntamiento firmó un convenio con la Comunidad para ejecutar dichas infraestructuras.

La portavoz de la Plataforma, Pilar López, se queja de que "ni el colegio ni el instituto llegan". "Por eso exigimos que cumplan lo convenido, porque el proyecto educativo de Monte Tabor nos parece anticonstitucional, sectario y homófobo", prosigue. "Además, no tenemos ningún colegio público cercano". La plataforma ha reunido 2.000 firmas.

El alcalde replica que el terreno para ambos centros sigue reservado. "Pero la edificación es competencia del Gobierno regional. Es la Comunidad la que decide el inicio de las obras", dice. Sepúlveda mantiene que en el momento en el que la plataforma le haga llegar las firmas, las remitirá a la Comunidad.

En el texto de la futura Ley de Educación (LOE) que se está tramitando en las Cortes se impide que los colegios puedan discriminar a los estudiantes por su sexo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006