Análisis:BOLSAS
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

A remolque

La Bolsa española consiguió ayer unirse a la tendencia dominante entre el resto de los mercados europeos después de una apertura llena de indecisión. Tras unos primeros minutos en los que los inversores parecían jugar unos con otros a la guerra de nervios, la escasa presencia de papel resultó determinante para que se arriesgaran las primeras compras.

El Ibex 35 fue remontando posiciones poco a poco hasta terminar la sesión en 11.395,50 puntos, el nivel máximo del día y, por supuesto, de este ejercicio. El avance fue del 0,73% y los valores que más hicieron por él fueron el Banco SCH, que cierra en máximo histórico, y algunas constructoras, aunque al final las ganancias estuvieron muy repartidas.

El tirón de los movimientos corporativos parece tener un límite en el propio precio de cada operación y los resultados anuales o el acceso de algunas compañías a nuevas oportunidades de negocio todavía no convencen del todo a la inversión, aunque se siguen muy de cerca las recomendaciones de los analistas sobre algunos procesos de diversificación y expansión.

La contratación en el Mercado Continuo descendió hasta los 2.407,96 millones de euros, una de las más bajas de este ejercicio. Esta cifra es 1.000 millones de euros inferior a la media diaria de contratación de la semana pasada. Las operaciones "abiertas" se quedaron en 2.269,13 millones de euros, de los que casi dos tercios se movieron en torno a cinco valores, SCH, Telefónica, BBVA, Repsol YPF y Altadis.

Esa concentración en torno a los grandes valores indica que fueron los inversores profesionales los que llevaron la voz cantante, mientras que los particulares se dedicaban a observar la situación de lejos.

Los otros grandes mercados de la eurozona consiguieron ganancias más abultadas que las de la Bolsa española, debido a la mejor disposición de los inversores ya desde el momento de la apertura. París subió el 0,95% y Francfort el 0,96%, mientras que la Bolsa de Londres se anotaba un avance del 0,51% en su índice FT 100.

El descenso del precio del petróleo no conseguía animar al deprimido mercado estadounidense, en el que el Dow Jones se mantuvo a la baja durante las primeras horas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS