Alperi debe a Cantallops 360.000 euros y gastará más en otros arquitectos

El PSPV acusa al alcalde de Alicante de presunta malversación de caudales

El presidente del PP de la provincia de Alicante y de la Diputación, José Joaquín Ripoll, consideró ayer que la decisión del alcalde, Luis Díaz Alperi, también del PP, de liquidar el contrato con el equipo redactor del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) es un "cambio traumático" y esos cambios, explicó, "nunca son buenos". No obstante, Ripoll matizó que era necesario "dar un impulso para que [el planeamiento] pueda concluirse".

Díaz Alperi no informó a su equipo de gobierno de la liquidación del contrato con el equipo dirigido por el urbanista catalán Lluís Cantallops. Una decisión de ese calado hubiera merecido alguna explicación en el seno del grupo, consideran los ediles del sector zaplanista.

El gerente de Urbanismo, Enrique Sanus, explicó ayer que la liquidación de contrato con Cantallops es de mutuo acuerdo, ya que era evidente la "falta de sintonía y problemas con el alcalde". El Ayuntamiento tendrá que abonar ahora a Cantallops 360.000 euros. Y pagar a un nuevo equipo redactor

Para el concejal socialista Ángel Franco la liquidación de Cantallops es una "nueva cacicada" del alcalde, al que acusó de "una presunta malversación de caudales públicos". Según Franco, Díaz Alperi debió pensar cuando contrató a Cantallops que era un hombre sin criterio y de fácil manejo. "El problema es que Cantallops tiene criterios propios y que, por tanto, no sirve, por lo que lo han cesado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de febrero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50