Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE convoca un consejo extraordinario para tratar la dependencia energética

La escalada de los precios del petróleo y la creciente dependencia energética europea de los países productores está creando una seria inquietud en medios industriales y políticos comunitarios, que ven amenazada la incipiente recuperación económica. Con el objetivo de afrontar esta situación, Austria, que ostenta la presidencia de la Unión Europea, convocó ayer un consejo de ministros extraordinario dedicado expresamente a la crítica situación energética para el próximo 14 de marzo.

Precisamente sobre este asunto, el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, manifestó ayer su preocupación por "la falta de una visión global sobre Europa y seguir atrapados en las realidades nacionales". "Hoy", precisó, "el aumento del precio del petróleo y la guerra del gas han traído la cuestión energética al primer plano de la actualidad". En su opinión, "la UE ha mostrado su vulnerabilidad en este asunto. Podemos escoger entre mantener una soberanía nacional, ya superada por los hechos, o construir una política comunitaria a nivel energético".

En este sentido, el ministro de Economía austriaco, Martin Bartenstein, manifestó la necesidad de "un enfoque más coordinado de la política energética ante la subida de los precios, la creciente dependencia de las importaciones y la necesidad urgente de acometer inversiones en las infraestructuras energéticas". La coordinación de la política energética especialmente en las negociaciones con los países proveedores es uno de los objetivos de la presidencia austriaca.

El consejo examinará especialmente las principales conclusiones del Libro Verde sobre la Energía, que está elaborando el departamento del Comisario Andris Piebalgs, que será presentado el 8 de marzo. "El documento se fija tres objetivos prioritarios: asegurar el abastecimiento energético, incrementar la competitividad de la industria europea y conseguir un uso de la energía compatible con un desarrollo sostenible", según manifestó ayer el portavoz de Energía de la Comisión Europea, Ferran Tarradellas. El debate de la energía constituirá uno de los temas más importantes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebrará en Bruselas a finales de marzo.

Un conjunto de ochos países de la Europa central y oriental (Austria, Eslovaquia, Hungría, República Checa, Polonia, Croacia, Eslovenia y Rumania) han acordado elaborar una estrategia común para reducir su dependencia del gas natural de Rusia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de febrero de 2006