Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados 176 kilos de cocaína ocultos en hornos para pizzas

La Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera encontraron el pasado viernes un alijo de 176 kilos de cocaína, valorado en más de 5,7 millones de euros, oculto en hornos y amasadoras para hacer pizzas que habían llegado al puerto de Barcelona desde Argentina.

El hallazgo se produjo en una nave industrial de Granollers (Vallès Oriental), que era el destino de la mercancía. La Guardia Civil detuvo a un ciudadano boliviano como presunto destinatario de la droga.

La cocaína estaba oculta -revestida de plomo y sellada con una resina de fuerte olor- en maquinaria de hostelería para hacer pizzas, lo que no impidió que fuese detectada por los perros del servicio de narcóticos.

Según la Guardia Civil, el detenido es Humberto P. I., de 39 años, natural de Santa Cruz (Bolivia) y trabajaba en la nave industrial de Granollers como recepcionista de las mercancías. El hombre pasó a disposición del juzgado de instrucción número 2 de Granollers ayer por la mañana.

Los investigadores se pusieron tras la pista del alijo al conocer que la empresa importadora existía tan sólo en documentos, por lo que decidieron hacer un registro en la nave de Granollers.

Allí encontraron los hornos de pizzas, en cuya base de piedra ignífuga se ocultaba una caja metálica sellada con silicona y dentro de ella, recubierta de una capa de plomo, se escondía la cocaína.

A pesar de este complicado sistema de ocultación de la droga, los perros de narcóticos consiguieron localizarla. La droga es de gran pureza y podría haber supuesto miles de dosis una vez cortada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 2006