Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:Qué es... | 'Cash & Carry'

Autoservicio profesional

Los cash & carry (o autoservicios mayoristas) son un formato comercial que se define por dos características principales: operan en régimen de autoservicio y se dirigen única y exclusivamente a profesionales. La distribución mayorista cash & carry cumple una función económica primordial en beneficio de las pequeñas y medianas empresas al satisfacer las necesidades de los profesionales de la hostelería, del comercio independiente, pequeños minoristas y grandes consumidores en el abastecimiento integral de todo lo que necesitan para su negocio -tanto de alimentación como de no alimentación- en una misma superficie -evitando desplazamientos innecesarios-, en pequeñas o grandes cantidades, siempre acorde a sus necesidades y a precios competitivos que garanticen la rentabilidad de sus negocios.

Permite al profesional confiar sus compras a un solo proveedor, simplificando la gestión de sus negocios

Por tanto, una de las mayores ventajas que aporta el modelo de distribución mayorista cash & carry es que permite al profesional confiar sus compras a un solo proveedor, simplificando la gestión de sus negocios (todo en una sola factura), lo cual le permite tener más tiempo disponible para volcarse en su actividad económica y en atender todavía más a sus clientes.

En España, el cash & carry cuenta con más de 810 establecimientos que suman casi 1.600.000 metros cuadrados de superficie de atención a profesionales; genera empleo directo para más de 8.000 personas y dan servicio a más de un millón de clientes profesionales del canal Horeca (Hostelería, Restauración y Catering), del pequeño comercio independiente, grandes consumidores, instituciones y colectividades. La patronal del sector es Aesecc (Asociación Española de Empresas de Cash & Carry), constituida por Makro (del grupo Metro), Gros Mercat (de Miquel Alimentació Grup), PuntoCash (del grupo Carrefour) y la división mayorista de Dialsur (grupo Musgrave).

El perfil de cliente del cash (profesionales del canal Horeca, el pequeño minorista y comerciante independiente) se corresponde con la base del tejido empresarial de nuestro país, convirtiendo, paralelamente.

En la última década, el cash & carry está inmerso en un importante proceso de evolución para convertirse en el suministrador "oficial" del negocio de hostelería, superando la oferta inicial que estaba limitada a bebidas y conservas, para ampliarse con un amplio surtido de productos frescos: pescadería, carnicería, frutas, verduras, bodega y de no alimentación: cristalerías, vajillas, equipamiento industrial, pequeño electrodoméstico profesional, textil de hostelería... (secciones en las que se están desarrollando y se siguen augurando los mayores crecimientos de ventas).

Los puntos fuertes de este futuro del cash & carry son la especialización, la innovación, la calidad y el ineludible compromiso con la seguridad alimentaria.

Para afrontar con éxito el reto de la especialización y la innovación, la distribución mayorista cash & carry tiene que diferenciarse claramente de la distribución al consumidor final, adaptándose a las necesidades de los clientes profesionales de hostelería, con el desarrollo y comercialización de soluciones, productos y formatos específicos (platos preparados, congelados, perecederos envasados al vacío, equipamiento para sus negocios, etcétera).

En esta labor, los cash tienen que contar con la cooperación de los fabricantes. Al ser el enlace directo entre el cliente profesional y los proveedores, son un excelente barómetro para detectar las nuevas necesidades de los clientes de hostelería y alimentación. También son de gran utilidad para los fabricantes, al actuar como generadores de información válida para la creación de soluciones, servicios, productos y formatos adaptados a las necesidades específicas y demandas de estos clientes profesionales. Así, los proveedores deben escuchar las peticiones y sugerencias que en este sentido hacen los cash & carry, pues no son otras que las que reclaman en el mercado los clientes profesionales.

José Luis Utasá es director general de Makro España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de enero de 2006