Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva estimación a la baja de la subida del nivel del mar

Otro resultado reciente que también aspira a refinar las previsiones sobre las consecuencias del cambio climático hace referencia al aumento del nivel del mar. Este fenómeno se debe sobre todo a la mera dilatación del agua por su aumento de temperatura -la expansión térmica-, pero también al deshielo de los casquetes polares y de los glaciares de montaña. Un grupo de la Universidad de Manchester y del Instituto Alfred Wegener en Alemania, ha revisado la contribución de este último proceso y encuentra que es de menos de la mitad de lo que se creía hasta ahora.

La corrección de las estimaciones de aumento del nivel del mar, se debe a un nuevo modelo de deshielo empleado por los investigadores. Hasta ahora se estimaba que el mar subiría como media 0,387 metros hasta el 2100. Menos de un tercio de la subida (0,106 metros) se debería al deshielo de los casquetes polares -excluyendo la Antártida y Groenlandia- y los glaciares de montaña. 0,288 metros se deberían a la expansión térmica del agua y el resto al deshielo en Groenlandia y en la Antártica.

Más lentamente

El trabajo de Sarah Raper y Roger Braithwaite, publicado en Nature, reduce la aportación de glaciares de montaña y casquetes polares a la mitad, alrededor de 0,05 metros. La razón que dan los científicos es que han encontrado que los casquetes se derriten mucho más lentamente que los glaciares y más lentamente que lo supuesto hasta ahora.

A pesar de estos resultados, Raper señala: "Los efectos locales del deshielo de los glaciares de montaña serán muy importantes, y en algunas regiones pueden estar ya causando daños catastróficos". Por su parte, Braithwaite, que ha participado en el trabajo, ha señalado: "Nuestro análisis no debe verse como algo que reduce la importancia de la subida del nivel del mar, ya que los glaciares y los casquetes constituyen sólo una de las contribuciones a ésta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006