Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inspección constató el descontrol de los presos

La Inspección del Poder Judicial analizó el sistema con el que la sección tercera de la Audiencia Nacional controlaba la situación de los casos con preso con ocasión de la liberación de Antonio Ruiz López, acusado de blanqueo de dinero, después de que el tribunal no acordara la prórroga de la prisión provisional. La inspección, que envió sus conclusiones a la comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), detectó varias irregularidades en la contabilización del tiempo que cada acusado pasaba en prisión.

Ese episodio acabó con la apertura de un expediente disciplinario por falta grave al magistrado Luis Martínez Salinas, que culminó el pasado 16 de enero con una multa de 1.000 euros impuesta por el órgano de gobierno de los jueces. "El acta de la inspección constataba un descontrol total en la sección en lo que se refiere a los presos", explica la presidenta de esa comisión, Monserrat Comas. "La sección ni siquiera llevaba el control de las personas que tenía en prisión con un cuadernillo, algo que es sagrado para los jueces penales".

El informe de la inspección recomendaba también la creación de un sistema informático que avisara con antelación de la situación de cada preso para que la prisión provisional dejara de comprobarse "como en el siglo XIX", explicó Comas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006