El precio de la vivienda libre sufre la mayor alza de España con un incremento del 16,5% en 2005

El número de transacciones baja un 2% pero crece un 10% la venta de vivienda nueva

El precio de la vivienda libre creció un 16,5% en la Comunidad Valenciana a lo largo de 2005, el alza más elevada de toda España dónde el incremento medio del precio de la vivienda libre el año pasado se cifró en un 12,8%, según datos que difundió ayer el director general de Arquitectura y Vivienda, Rafael Pacheco. El número total de transacciones inmobiliarias visadas por notarios en los tres primeros trimestres de 2005 descendió un 2% respecto al mismo periodo de 2004 en la Comunidad Valenciana, pero las compras de vivienda nueva subieron un 10% en el mismo periodo.

Los precios siguen por debajo de la media y la vivienda turística arrastra el índice

Los notarios valencianos dieron fe de 108.777 transacciones inmobiliarias en los nueve primeros meses de 2005. Un año antes, las operaciones de compra y venta de vivienda ante notario sumaron 111.001. Los datos de transacciones ante notario constituyen un indicador bastante fiable de los movimientos del mercado y revelan un ligerísimo descenso.

Pero la actividad inmobiliaria de nueva construcción no se vio afectada. Todo lo contrario. En los nueve primeros meses de 2004, los notarios valencianos dieron fe de la compra de 41.078 viviendas nuevas. En el mismo periodo de 2005, sin embargo, se vendieron ante notario 45.011 viviendas nuevas.

El "paulatino acercamiento a un crecimiento más razonable y moderado" de los precios de la vivienda en toda España, que subrayó Pacheco en una comparecencia pública en Madrid, no pasa por la Comunidad Valenciana, donde el incremento desborda en punto y medio el alza de precios por encima de la media que sufrió Galicia en 2005 y en más de dos puntos la tercera alza más significativa, que se registró en Castilla-La Mancha.

Un técnico de una institución financiera ofrece cuatro razones que explicarían por qué los precios de la vivienda crecen tanto más en territorio valenciano que en el resto de España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La serie histórica revela que el aumento de los precios de la vivienda en territorio valenciano ha sido habitualmente inferior en territorio valenciano que en el resto de España durante los últimos años.

Los precios de la vivienda en territorio valenciano siguen por debajo de la media española y han estado muy por debajo de la media en años pasados.

El alza aparentemente desbocada de los precios de vivienda en la Comunidad Valenciana respondería pues, en buena medida, a una tendencia al equilibrio, a la corrección de una distorsión previa.

El mismo técnico apunta, en tercer lugar, a la inmigración, tanto desde la Unión Europea como desde países no comunitarios, un fenómeno que también desborda con creces la media española en territorio valenciano y que repercute en la demanda de vivienda. Los inmigrantes, además, cubren todo el espectro del mercado, desde las gamas más altas en el caso de ciertos segmentos de jubilados comunitarios, hasta la más baja, en el caso de los inmigrantes extracomunitarios que recalan en la Comunidad Valenciana en busca de empleo.

El mismo técnico apunta, finalmente, a la elevada demanda de vivienda turística, un fenómeno que arrastra al alza el índice general de los precios de la vivienda y que ejerce una presión sostenida desde hace varios años sobre el mercado de vivienda regional.

Si el director general de Arquitectura y Vivienda celebraba en Madrid la ligera moderación en el alza de precios de la vivienda en toda España, Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, se apresuró a recordar que los precios de la vivienda nueva en la ciudad de Valencia siguen muy por debajo de la media española. Los últimos datos ofrecidos por la Sociedad de Tasación correspondientes a diciembre de 2005 estiman que el coste del metro cuadrado de nueva vivienda en Valencia era de 1.900 euros, mientras que la media de las principales ciudades española superaba los 2.500 euros por metro cuadrado.

Barberá señaló que Valencia se sitúa en el decimonoveno lugar en la relación de capitales de provincia ordenadas en relación con precio del metro cuadrado de vivienda nueva.

Por encima de Valencia se sitúan grandes ciudades como Madrid, Barcelona o las tres capitales de provincia del País Vasco. Pero también son más caras las viviendas nuevas en capitales de provincia como Sevilla, Zaragoza, Burgos, Segovia o Guadalajara, entre otras de una larga docena.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS