Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | 19ª jornada de Liga

Cicinho presenta sus credenciales

"Cicinho es un tipo con suerte", dice Fernando, un amigo suyo que le ha acompañado desde Brasil. "En la Copa de las Confederaciones se benefició de la ausencia de Cafú para hacer un gran campeonato". En el torneo que organizó la FIFA, el verano pasado en Alemania, el ex jugador salido de la cantera del Botafogo se ganó el aprecio de la hinchada de la canarinha después de un pequeño tropiezo. Su pésima actuación contra México le valió el calificativo de Autopista Cicinho, título que le dedicó el diario paulista Folha de Sao Paulo en referencia al espacio que dejó a sus espaldas cada vez que se fue al ataque. Como Cicinho es un hombre afortunado, Parreira le dio otra oportunidad: en la final contra Argentina. Y el jugador lo bordó. Desde entonces, Cafú y Míchel Salgado tienen algo en común: compiten contra Cicinho.

Ayer, en su línea, Cicinho aprovechó con determinación el vacío que dejó en el lateral derecho la lesión muscular de Salgado. Dio la sensación de que con su nuevo fichaje, después de años, el Madrid ha dado con un jugador a la altura de disputarle el puesto al gallego. Contra el Sevilla, el ex carrilero del Sao Paulo remontó la banda con la soltura de los veteranos. Tiene 25 años, pero sabe lo que es la presión. Ha jugado sus mejores partidos con el Morumbí lleno a rebosar. Ayer, el graderío del Bernabéu no lo impresionó demasiado. "Me alegro mucho de haber debutado", dijo, haciendo un gesto de agotamiento. "Todo ha sido fantástico".

Cicinho, que llegó al Madrid hace dos semanas, habló con cierta indiferencia antes de abandonar el campo confesando un gran cansancio porque, dijo, "el campo estaba muy pesado". El hombre había empleado el tiempo en desfondarse luchando por el puesto. Lo había hecho junto a Beckham. "¿Habéis visto cómo trenzamos las jugadas? Es como si nos conociésemos de toda la vida", comentó. Después del tercer gol madridista, el inglés se dirigió a Cicinho para besarle. En su hoja de servicios obra el centro que le dio a Baptista en la jugada del penalti. En este aspecto, su proyección fue más propia de un extremo puro que de un defensa.

Daniel Alves, compatriota de Cicinho que ejerce la misma función, pero en el Sevilla, y en la otra banda, fue categórico: "En España no hay laterales diestros como Cicinho. A partir de ahora será el titular del Madrid".

El desafío de ayer tuvo como destinatario a Salgado, uno de los jugadores más competitivos de la plantilla del Madrid, y uno de los líderes del vestuario. Al gallego no le sobrará nada de esto si quiere imponerse a su competidor por el puesto. Y a Cafú, en la selección amarilla, tampoco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 2006