Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MERCADOS

Primeras dudas

Las ventas colocan al Ibex 35 por debajo de los 10.900 puntos

La primera semana completa de 2006 ha tenido en Bolsa las dos caras de la moneda. En la primera mita, el Ibex 35 coqueteó con el 11.000 y estuvo en niveles máximos de los últimos cinco años, para concluir a la baja motivada por las perspectivas de malos resultados que inició France Télécom.

El balance final ha quedado en negativo, con una pérdida del selectivo del 0,57% en la semana, aunque gracias al buen arranque anual del mercado el Ibex todavía gana en 2006 un 1,09%. Este cierre supone romper una excelente racha de la renta variable que acumulaba cuatro semanas consecutivas de subidas. El miércoles la Bolsa española alcanzaba el nivel más alto desde el mes de octubre del año 2000 y quedó a escasos puntos de rebasar el Ibex la barrera de los 11.000 puntos. Pero tarde o temprano tenía que llegar algún factor que enfriase unos inicios tan positivos sin causas aparentes que lo justificasen.

La semana no ha tenido muchas referencias importantes, pero las que se han publicado han sido buenas para la renta variable. El Banco Central Europeo decidió mantener los tipos en el mismo nivel, el 2,25%, algo que aunque estaba casi descontado siempre queda la confirmación. En el otro lado del Atlántico se conocía el jueves el dato de la balanza comercial norteamericana, con unas cifras mejores de lo previsto. Pero con la temporada de resultados empresariales dando los primeros coletazos, nada de lo anterior influye cuando alguna empresa de cierto nivel internacional ofrece alguna novedad.

En esta ocasión le ha tocado a France Télécom que anunció unas ventas en 2005 peor de lo esperado, y la evolución de esta partida para el año actual no depara mejores presagios. La operadora francesa era duramente castigada pues perdía casi el 8% y, además, dejaba el terreno minado para todo el sector en Europa. Telefónica ha acumulado en las dos últimas jornadas semanales una pérdida del 3,16%, aunque los buenos inicios de 2006 aún le permiten ofrecer un salto positivo del 0,94%. El viernes Telefónica era el tercer valor del mercado español que más caía, viéndose también afectado por el anuncio de Bear Stearns de rebajar la nota de la operadora a infraponderar, al tiempo que hacía una valoración más negativa del sector europeo en líneas generales.

Para la mayoría de analistas el primer recorte del año no lo consideran muy relevante y esperan que el Ibex aguante más o menos el soporte del 10.800, incluso ven positivo el cambio de tendencia por la fuerza inicial en 2006 de las subidas. En próximas fechas el mercado estará más atento que nunca a los resultados, de las grandes empresas norteamericanas y europeas, por lo que los movimientos en el corto plazo son más imprevistos de lo habitual debido al efecto contagio que estos datos producen como ha demostrado France Télécom en la semana última.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de enero de 2006