Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres de los 'sin papeles' del barco que iba a Canarias murieron ahogados

Las autoridades marítimas de Cabo Verde confirmaron ayer que al menos tres de los 237 emigrantes de África occidental que trataban de llegar a Canarias en el pesquero Florence, que fue interceptado el martes en la isla de Sal, murieron tras hundirse el bote que les llevaba hasta el barco.

Los cuerpos han sido encontrados en una playa de la isla caboverdiana, dijo la policía marítima, que ayer procedió a hundir el Florence tras comprobar que el pesquero, que las autoridades califican como "pirata", estaba muy viejo y en mal estado. El navío fue afondado a 28 metros de profundidad, a cerca de medio kilómetro de la playa de Santa Maria, en Sal.

Entretanto, la policía continuaba ayer escuchando los testimonios de los más de 200 ciudadanos que intentaron viajar ilegalmente a Europa, informa Lusa. Según sus relatos, además de la tripulación y el capitán, que fueron detenidos, hay otras personas implicadas en el caso "que organizaban viajes semejantes" de emigrantes clandestinos hacia las islas Canarias.

Un grupo de emigrantes entregó el viernes a la policía a dos hombres a los que acusan de haber cobrado el dinero por embarcarlos en el Florence. Varios de ellos relataron públicamente que habían pagado entre 1.000 y 2.000 euros a un individuo de nacionalidad gambiana por el transporte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de enero de 2006