Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV y CC OO ponen en duda los criterios del Consell para conceder las licencias de televisión digital

El PSPV, a través del portavoz adjunto del grupo parlamentario Andrés Perelló, y la Federación de Comunicación y Transportes de CC OO, pusieron ayer en entredicho los criterios seguidos por el Consell en la reciente adjudicación de 40 licencias de Televisión Digital Terrestre en todo el territorio valenciano. El PSPV reclamó explicaciones en sede parlamentaria mientras que CC OO denunció abiertamente que "el interés particular" ha primado sobre la calidad del servicio público en el reparto de licencias.

Perelló reclamó al responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación, Esteban González Pons, que "aclare las abundantes dudas razonables existentes tras una adjudicación que se ha llevado a cabo en festividad y con poca transparencia".

El portavoz socialista considera "necesario que los ciudadanos conozcan los livianos escrúpulos democráticos demostrados por el Consell y la inclinación totalitaria que está demostrando en todo lo referido a información pública y libertad de expresión". "El mero hecho de haber concedido las licencias en el último pleno del Consell del año y en plenas fiestas navideñas representa el reconocimiento implícito de que se está escondiendo algo", comentó Perelló, "si el Consell de Camps fuera sensato y estuviera convencido de que el procedimiento ha sido el correcto, uno de sus miembros debería pedir la comparecencia a petición propia para explicar con luz y taquígrafos el proceso de concesión".

Una nota de la Federación de Transportes y Comunicaciones de CC OO apunta que "los criterios que deberían prevalecer en las concesiones audiovisuales, tales como el interés público y social de los medios y la pluralidad ideológica, han sido ignorados por el Consell".

Según CC OO, el reparto de televisiones digitales terrestres confirma que, al igual que ha ocurrido en las comunidades autónomas de Madrid, Navarra y Baleares, todas gobernadas por el PP, la necesaria pluralidad editorial se ha convertido en afinidad ideológica con el gobierno autonómico. "Como consecuencia, el panorama mediático valenciano será, en los próximos diez años, más dependiente del poder que nunca", concluye el comunicado de CC OO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 2006